Dieta Smart: Fases y claves para garantizar su éxito

Thursday 29/03/2012 por

dieta smart fases

Dieta Smart: Fases y claves para garantizar su éxito. Perder peso y ganar en salud, a través de la educación en hábitos saludables y con la alimentación como protagonista de un menú del que conviene eliminar los alimentos con un índice glucémico alto. La dieta Smart, un novedoso método dietético que te ayudará a recuperar tu figura, pero no por una cuestión de estética, sino de salud. Un método para adelgazar comiendo y para conseguir un objetivo más importante, prevenir el envejecimiento y las enfermedades.

La dieta Smart no busca resultados inmediatos, ya que uno de sus objetivos, es corregir los errores alimentarios. Un plan progresivo y flexible que, aunque te ayudará a perder peso de manera rápida en sus primeras fases, requiere no dejarse llevar por las prisas y aprender a comer y a cuidarse antes de llegar al final del camino. Una dieta que se adapta a las necesidades de cada persona, estableciendo un plan personalizado de cuatro partes, y que empieza con la fase de pérdida de peso y finaliza con la de mantenimiento. Antes de iniciar la dieta, tal y como señala la especialista en nutrición y medicina preventiva, la doctora García Closas, y autora de la dieta y del libro del mismo título, La dieta Smart, que se acaba de publicar en nuestro país, es importante consultar al médico o especialista para descartar cualquier problema de salud, así como la posibilidad de presentar intolerancia a algún alimento.

Además de las fases de la dieta Smart, las cuales veremos a continuación, es importante mantener seguir otras recomendaciones para garantizar su éxito, como el realizar cinco comidas al día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena), respetando los horarios. Una dieta que no renuncia a ningún nutriente, preservando las necesidades de minerales, vitaminas, antioxidantes y oligoelementos. Al igual que en cualquier otra dieta saludable, se recomienda reducir o evitar al máximo los alimentos y productos con exceso de grasas saturadas o de azúcares añadidos. En cuanto a las grasas saludables (aceite de oliva, por ejemplo), también es importante controlar su consumo (4 cucharadas máximo al día).

Plan dieta Smart

La dieta Smart, además del bajo indice glucémico, es antioxidante, antiinflamatoria y equilibra la flora intestinal. En la primera fase, el objetivo es perder los kilos de más quemando las reservas de grasas, al tiempo que se regulan los niveles de azúcar y lípidos en sangre. Una vez conseguido este objetivo, en las siguientes fases se van incorporando a la dieta nuevos alimentos. En la última fase, el objetivo es el mantenimiento de la dieta a largo plazo, siguiendo en este caso los parámetros de la dieta mediterránea, al tiempo que se establecen una serie de recomendaciones y reglas para evitar volver a ganar peso.

  • Primera fase: Algunos alimentos quedan prohibidos durante esta fase ya que se trata de ingerir menos hidratos de carbono. El objetivo de esta fase es favorecer la pérdida de líquido y de volumen, un efecto que la dieta Smart asegura que se empieza a notar a partir del tercer día. A partir del cuarto día comienza a disminuir la sensación de apetito, ansiedad o cansancio. En función de la actividad diaria, se perderá más o menos grasa durante esta fase, cuya duración oscila entre una semana y tres meses y que tiene en las verduras (ricos al tiempo en antioxidantes), queso fresco, frutos rojos y otras frutas, pescado, yogur y otros alimentos fermentados (beneficioso además para la flora intestinal) algunos de sus alimentos básicos.
  • Segunda fase: A partir de este momento podemos incorporar varios tipos de alimentos nuevos a nuestra dieta (vegetales de colores vivos), eso sí, de bajo índice glicémico. Así, se irán incorporando mayores cantidades de hidratos de carbono y nuevas frutas y verduras, pan, semillas, cereales integrales, legumbres, pasta, arroz y patatas (fuentes de hidratos de carbono). Su duración es similar a la de la primera fase. En esta fase también se consigue un mayor aporte de fibra.
  • Tercera fase: A partir de este momento, la pérdida de peso será menor, ya que estaremos a punto de alcanzar nuestro objetivo de llegar a nuestro peso saludable. Nuevas recetas y sugererencias de menús se incorporan a la dieta. Esta fase dura el doble de las anteriores.
  • Cuarta fase: Fase de mantenimiento y estabilización de peso, con la introducción en la dieta de una selección de nuestros alimentos preferidos, estableciendo un plan dietético para evitar que se produzca el temido efecto rebote. Es decir, no se trata de dejar de comer algo que nos gusta, solo de controlar su consumo y, en algunos casos, revisar cómo preparamos o con qué acompañamos ese alimento.

A medida que se van superando fases, se va equilibrando nuestra dieta y adaptando la proporción de los nutrientes a nuestras necesidades, desde la primera, la de perder peso, a la última, la de mantenerlo.

Sigue a Ella Hoy a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Encuesta del día
¿Sigues una dieta equilibrada?
Destacados en Facebook