Diferencias entre ejercicios de alto y bajo impacto

Aunque ambos son beneficiosos para ponernos en forma, hay diferencias sustanciales entre los ejercicios de alto y bajo impacto.

por , il

    Diferencias entre ejercicios de alto y bajo impacto

    Conocer las diferencias entre los ejercicios de alto impacto y los de bajo impacto puede ayudarnos a comprender nuestras rutinas de ejercicios así como a mejorarlas de acuerdo a nuestras necesidades y objetivos. Hoy te contamos qué son estas dos técnicas de ejercicio y cuáles son las principales diferencias entre los ejercicios de alto y bajo impacto.

    Ejercicios de bajo impacto

    Si alguna vez has oído algo sobre los ejercicios de bajo impacto, lo más probable es que lo primero que te imagines es algo estático y sin movimiento o quizás algo que no impacte tu cuerpo. No se trata de un ejercicio en el que no te muevas, eso no existe, pero lo que sí es cierto es que las rutinas de ejercicios de bajo impacto buscan fortalecer y tonificar los músculos sin suponer un desgaste para las articulaciones.

    Comenzaron a desarrollarse para deportistas lesionados, pero hoy en día son parte fundamental de todos los entrenamientos de ejercicio físico, tanto para aficionados como para profesionales. Combinados con los ejercicios de alto impacto suponen un entrenamiento completo y efectivo.

    Estrictamente, los ejercicios de bajo impacto son aquellos en que alguno de los pies permanece en contacto continuo con el suelo, como caminar, patinar, el yoga, máquinas de gimnasio y, en general la mayoría de los ejercicios aeróbicos. En ocasiones se conocen como ejercicios de ‘impacto nulo’ o ‘impacto 0′, pero en realidad esta acepción no es la más adecuada, porque siempre hay un ligero impacto, aunque menor que en ejercicios de alto impacto.

    Son ideales para personas con algún tipo de lesión, problemas de espalda o rodillas, aunque es importante consultar a un profesional de la salud en este caso para conocer el ejercicio más adecuado en cada caso. También son muy recomendables para personas con obesidad y que comienzan a hacer ejercicio por primera vez.

    Pero no te equivoques, que sean de bajo impacto no significa que no requieran esfuerzo y que no vayas a sudar con ellos. Por ejemplo, la natación es un ejercicio de bajo impacto de alto rendimiento y muy completo.

    Además, los ejercicios de bajo impacto son muy buenos desestresantes, fortalecen los músculos, huesos y articulaciones con menor riesgo de lesiones y están recomendados para personas de todas las edades.

    Ejercicios de alto impacto

    Sabiendo qué es un ejercicio de bajo impacto es fácil adivinar a qué se referirán los ejercicios de alto impacto. Efectivamente, se trata de ejercicios que requieren un impacto mayor en las articulaciones, como saltos y movimientos rápidos. De hecho, durante la práctica de ejercicios de alto impacto los dos pies pueden llegar a levantarse del suelo a la vez, generando un fuerte impacto en la caída contra el suelo.

    La mayoría de los deportes de contacto son ejercicios de alto impacto (como el fútbol, el voleyboll y el baloncesto), así como muchas disciplinas de baile y el running. También los ejercicios de cardio suelen ser de alto impacto.

    Requieren mayor fuerza corporal que los ejercicios de bajo impacto y un mayor esfuerzo para el corazón, por lo que ayudan a mejorar la oxigenación del cuerpo y previenen de enfermedades cardiovasculares. También son buenos para mantener estable la presión arterial, previenen del riesgo de diabetes y son muy beneficiosos para mantenerse activa.

    También te puede interesar: Ejercicios de bajo impacto: Lista completa y beneficios y Entrenamiento HIIT en el agua: Ejercicios y ventajas