Navidad 2016

Decoración, ideas regalo, moda y tendencias para las fiestas navideñas.

Dulces navideños: Cómo evitar los excesos en los niños

Dulces navideños: Cómo evitar los excesos en los niños

Dulces navideños: Cómo evitar los excesos en niños. No se trata de prohibir, sino de comer con moderación, porque los dulces son sinónimo de calorías, a las cuales no son ajenos los más pequeños de la casa. Mantener unos hábitos saludables, respetar los horarios de las comidas, son algunos de los consejos para evitar que los más pequeños caigan en exceso en la tentación de los dulces navideños.

por en Calorías, Dieta Equilibrada, Dietas, Navidad, Necesidad Energética, Obesidad Infantil, Alimentación Equilibrada, Consejos Dietas, Dulces
Última actualización:

    dulces navideños niños

    Dulces navideños: Cómo evitar los excesos en los niños. Cuando hablamos de cómo evitar los excesos en Navidad y, con ello, el exceso de calorías y de colesterol, tendemos a olvidarnos de los más pequeños de la casa, pero ellos tampoco son ajenos a las consecuencias de multiplicar las calorías durante las fiestas navideñas. Y entre las debilidades alimentarias de los más pequeños, los dulces. Polvorones, turrones, mazapanes y otros dulces navideños, todos ellos tentadores. ¿Cómo conseguir que coman más de la cuenta?


    Si a los adultos nos cuesta evitar las tentaciones gastronómicas que llenan las mesas durante las fiestas navideñas, los más pequeños no son menos, sobre todo en lo tocante a los dulces. En Navidad, polvorones, turrones, chocolates y mazapanes tienen un papel estelar en el menú, olvidándonos muchas veces de que también son sinónimos de calorías, azúcares y grasas. No se trata de renunciar a los dulces navideños, sino de comerlos con moderación para evitar, desde los kilos de más al final de las fiestas a otros posibles trastornos, como dolores estomacales. De hecho, los especialistas estiman que los excesos o atracones de comidas y cenas navideñas pueden hacernos ganar una media de tres kilos en apenas unas semanas. En el caso de los más pequeños, preocupa especialmente porque los desequilibrios en la alimentación y los malos hábitos adquiridos se están traduciendo en un aumento preocupante de la obesidad infantil.

    Para conseguir que la moderación sea la premisa a la hora de comer durante las fiestas navideñas, lo más aconsejable es mantener los hábitos alimentarios y seguir respetando los horarios de las comidas, sobre todo el desayuno, la comida más importante del día. Además, no se trata de restringir o prohibir, sino de aprovechar la oportunidad de seguir enseñándoles hábitos saludables y a probar de todo con moderación. Si durante estos días, los más pequeños, al igual que los adultos, mantienen una dieta sana, variada y equilibrada, evitando el picoteo entre horas, será mucho más fácil que disfruten de los dulces navideños con moderación.



    Los dulces, siguiendo la pirámide alimentaria, forman parte del grupo de alimentos que se deben consumir de manera ocasional. Así, por ejemplo, los dulces en estas fechas se deben sacar al final de la comida, y no como sustitutos del postre, para el cual es más saludable apostar por la fruta fresca. Una fruta idónea para estos días es la piña, la cual además es depurativa y favorece la digestión. Si además vamos a comer dulces, lo mejor es reducir el azúcar de otros alimentos, por ejemplo agua en lugar de refrescos.

    En el caso de los más pequeños, es aconsejable que solo tomen dulces una vez al día, debido a su elevado contenido en calorías. Según las recomendaciones médicas, los niños entre 6 y 12 años necesitan una dieta de entre 1.600 y 2.500 calorías, en función de las actividades que realicen. Una porción de los dulces navideños más tradicionales ronda entre las 150 y las 180 calorías.

    689

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CaloríasDieta EquilibradaDietasNavidadNecesidad EnergéticaObesidad InfantilAlimentación EquilibradaConsejos DietasDulces