Ejemplo Dieta Hiposódica

Pon en práctica el ejemplo de dieta hiposódica que hemos preparado. Una dieta muy beneficiosa para las personas que tienen problemas de corazón, la tensión muy alta o que son propensos a retener líquidos.

  • Comenta
Ejemplo Dieta Hiposódica

La dieta hiposódica está aconsejada para personas propensas a retener líquidos, con problemas cardiacos, con la tensión arterial muy alta o que padecen de insuficiencia renal, y se basa en eliminar de nuestra alimentación el exceso de sal. Un sacrificio para muchas personas a las que comer sin sal les resulta imposible. No obstante, te traemos un ejemplo de dieta y útiles consejos para mantener el sabor de los alimentos y llevar el régimen mucho mejor.

La dieta hiposódica también ayuda a luchar contra el colesterol ya que sólo se permite una cucharadita de sal en todo el día (en las dietas hiposódicas moderadas), fomentándose la ingesta de otros alimentos más sanos y naturales como son la fruta, la verdura, la legumbre, la carne, el pescado fresco… La cuestión es ¿cómo cocinamos estos alimentos sin sal? parece imposible saborearlos, tal y cómo estamos acostumbrados, pero existen algunas maneras de potenciar el sabor:

  • Cocina los platos añadiendo hierbas, especias u otros ingredientes sin sal que den más sabor a la comida como la cebolla, el ajo, el limón, el vinagre, el pimentón, la pimienta, el azafrán, el perejil, la albahaca, el laurel…
  • Emplea aceites y vinagres aromatizados con ajo, finas hierbas…

Y ahora apunta como debería ser el menú en una dieta hiposódica moderada.

Para desayunar:

  • Un vaso de leche de soja o descremada, una infusión o un yogur de soja
  • Una rebanada de pan blanco o una tostada de pan integral sin sal con queso fresco sin sal, miel, mantequilla o aceite.

Para almorzar:

  • Una fruta (lo más recomendable es una manzana, un plátano o una naranja)

Para la comida:

  • Caldo de verduras hecho en casa, un filete de pechuga a la plancha, una ensalada de tomate y una fruta.
  • Pollo o conejo asado y alcachofas.
  • Verduras cocidas, merluza cocida o a la plancha y una fruta.
  • Macedonia de frutas natural y un filete de ternera.
  • Espárragos frescos y ternera.
  • Judías verdes y una trucha a la plancha.
  • Ensalada de verduras y pescado al horno.

Para merendar:

  • Una fruta o un yogur de soja

Para cenar, se pueden tomar los mismos platos recomendados en la comida.

Sigue la dieta, sal a caminar todos los días al menos 30 minutos, intenta evitar al máximo la sal (lo mejor es suprimirla del todo, sustituyéndola por especias), no abuses del aceite (no emplees más de una cucharada al día) y ya verás como ganas en salud, y reduces mucho de los problemas que conlleva el abuso de sal en las comidas.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

lunes 29/11/2010 escrito por Leticia Galende en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba