Ejercicios de flexibilidad para tocar el suelo con las manos

Si te has dado cuenta de que es hora de trabajar tu flexibilidad, no te pierdas estos ejercicios para tocar el suelo con las manos.

por , il

    Ejercicios de flexibilidad para tocar el suelo con las manos

    No sabes cómo ha sucedido, pero en algún punto de tu vida dejaste de ser flexible. El otro día, sin ir más lejos, se te cayó un lápiz al suelo y al agacharte te diste cuenta de que ¡tus manos no llegan al suelo!. Has perdido flexibilidad, pero tranquila, eso tiene fácil solución. Una rutina de ejercicios que te ayuden a estirar tus tendones y músculos para hacerlos más flexibles te ayudará a volver a tocar el suelo con las manos. Uno, dos, tres, ¡Ya!

    Estiramiento de brazos

    estiramiento de brazos ejercicios de flexibilidad

    Comienza estirando tus brazos, que son los primeros que deben bajar al suelo para asegurarte de que recuperas tu flexibilidad. Sujeta tu codo derecho con tu mano izquierda por delante del pecho y estira unos segundos. Después pasa tu brazo por detrás de la cabeza y estira hacia el lado contrario. Repite el estiramiento con el otro brazo.

    Estiramiento de muslos

    estiramiento de muslos ejercicios de flexibilidad

    Esta psotura de yoga te ayudará a estirar los músculos anteriores de tus muslos, así como los músculos abdominales, necesarios para aumentar la flexibilidad de todo el cuerpo. Debes hacerla despacio, primero sujetando tu pierna con una mano y, si tus brazos te lo permiten, con las dos manos. Poco a poco ve bajando tu mirada hacia el suelo, sin arquear la espalda. ¡Hasta donde llegues! Verás que si lo repites todos los días con cada pierna tu flexibilidad irá en aumento.

    Objetivo: llegar a tocar el suelo

    Esta serie de ejercicios de yoga te ayudarán a mejorar tu flexibilidad y conseguir tocar el suelo con tus manos.

    • Ejercicio 1: Ponte de pie con las piernas a la altura de las caderas y baja tus manos lo más posible. Si aún no llegas al piso, no te preocupes, déjalas a la altura que llegues.
    • Ejercicio 2: en la misma posición mirando hacia el suelo, toma tus codos con las manos y trata de estirar tu espalda lo máximo que puedas, sin forzar, hasta donde seas capaz. Lo ideal es que dejes que tu cabeza quede colgando entre tus brazos.
    • Ejercicio 3: continúa en la misma posición, con las manos apoyadas en el suelo o en tus pantorrillas si no llegas. Dobla una rodilla y luego la otra de forma alternada, de manera que ayudes a estirar los tendones de tus gemelos. Este movimiento en concreto es un buen ejercicio para fortalecer las pantorrilas.

    Además, si quieres aumentar la flexibilidad de todo tu cuerpo, también te recomendamos practicar estos ejercicios fáciles de stretching para la espalda y 10 posturas de yoga que ayudan a aumentar la flexibilidad