Ejercicios para los abdominales mientras estás sentada

No te pierdas los mejores trucos para hacer abdominales mientras estás sentada, para tonificar tus músculos abdominales además de mejorar tu postura corporal.

por , il

    Ejercicios para los abdominales mientras estás sentada

    Está claro que tus abdominales nunca estarán totalmente tonificados si no haces ejercicio regular, un ritmo de vida activo y saludable y mantienes una dieta equilibrada con algunos extras como bebidas que ayudan a perder abdomen o desayunos que te ayudan a bajar la barriguita. Pero lo cierto es que la postura en la que te sientas o unos sencillos ejercicios mientras estás sentada en tu silla de trabajo pueden ayudarte considerable a mejorar tu zona abdominal tonificándola y consiguiendo que se aplane considerablemente si sigues una rutina regular.

    En el trabajo, mientras estudias, cuando leas un libro, en la peluquería, en el cine, mientras haces una videoconferencia… cualquier momento en el que estés sentada puede ser bueno para practicar estos sencillos ejercicios que te ayudarán a tener un vientre plano. Antes de contártelos, te damos unos consejillos, no los practiques con el estómago lleno, pues tus músculos abdominales pueden colocarse en posiciones incorrectas. Tampoco los practiques si estás embarazada, tienes una hernia o algún tipo de problema en la espalda. En ese caso, lo ideal es que consultes a un profesional antes de comenzar a hacer cualquier tipo de ejercicio.

    Ahora sí, toma nota porque te proponemos una serie de ejercicios y trucos para que tus abdominales se mantengan fortalecidos mientras estás sentada.

    Tu postura es fundamental

    Mantener una postura correcta mientras estás sentada es el primer paso fundamental para conseguir que tu vientre no se abombe hacia afuera. Cada vez que estés sentada por alguna razón, sobre todo si en el trabajo pasas muchas horas sentada, trata de sentarte erguida, con tu trasero hacia afuera, la espalda recta, el pecho levantado y tus hombros a la altura de las caderas, y presionando hacia abajo tu espalda, sin forzarte. Esto puede ayudarte a que los músculos del abdomen permanezcan en la correcta posición y naturalmente se tonifiquen mientras dan soporte a tu espalda baja. Cuando nos sentamos con la espalda encorvada y los hombros hacia adelante estamos favoreciendo que nuestro estómago salga hacia adelante.

    Tonificar el transverso del abdomen

    El transverso del abdomen es un músculo que se ubica en la parte anterior y lateral del abdomen, es decir, en la zona más profunda del mismo, por lo que es responsable de dar soporte a la espina dorsal, estabilizándola y permitiendo que tu abdomen permanezca recto. Es decir, el transverso del abdomen es el responsable de fortalecer todo el núcleo o core. Por ello es importante tratar de tonificarlo siempre que hacemos ejercicio y también mientras permanecemos sentadas.

    Siéntate en una silla con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo. Inhala profundamente y mientras exhalas mete tu ombligo hacia adentro, hacia la zona de tu espalda baja. Al hacerlo, debes sentir cómo los abdominales se contraen ligeramente hacia arriba y hacia adentro. Una vez que sueltes todo el aire, permanece sin respirar de 2 a 5 segundos. Haz de 5 a 10 repeticiones diarias.

    Abdominales hipropesivos

    Los abdominales hipropesivos se han vuelto muy populares en los últimos años. Inicialmente se inventaron para recuperar el suelo pélvico de las mujeres que dan a luz, pero al conocer su eficacia, se han ido popularizando como un método para mantener el vientre plano. De hecho, se pueden hacer tanto de pie como sentada, por lo que son una opción ideal para hacerlos en casa o en el trabajo.

    Es importante que sepas que lo más recomendable es que acudas a un par de sesiones con un especialista si nunca has hecho abdominales hipropesivos, ya que mantener una postura correcta es esencial para no hacernos daño. Además, están contraindicados para personas con hipertensión, hernias y mujeres embarazadas.

    Para hacer abdominales hipropesivos debes sentarte erguida, con los pies en el suelo. Tras tres respiraciones profundas, vacía todo el aire de pecho y abdomen, ahora debes meter tripa todo lo posible y tirar hacia arriba toda la musculatura de tu tronco, desde la pelvis. Es una especie de corsé imaginario que contrae totalmente el núcleo de tu cuerpo. Lo ideal es que aguantes 10 segundos en apnea respiratoria, es decir, sin aire dentro de ti y sin respirar.

    Si ya los has practicado alguna vez y te sientes segura de practicarlos en casa o en el trabajo, te dejamos un video para que veas con más claridad cómo hacer abdominales hipropesivos mientras estás sentada.

    Abdominales con las piernas mientras estás sentada

    Es otra opción muy recurrida para hacer abdominales. Siéntate con la columna recta, tus glúteos hacia afuera y tus brazos descansando ligeramente en el asiento, con tus manos junto a los muslos. Con las piernas juntas, comienza a subirlas y atraer tus rodillas hacia tu pecho. Este ejercicio es ideal para tonificar los abdominales bajos. Cuando hagas una contracción, mántén un segundo y empuja tus piernas hacia afuera. Puedes también incluir tus abdominales oblicuos llevando tus rodillas hacia un lado y otro. Haz de 8-12 repeticiones al menos 3 veces a la semana.

    Si mantienes alguna de estas rutinas de abdominales mientras estás sentadas, a partir del primer mes verás que empezarás a notar resultados. Eso sí, no olvides hacer algún deporte, ejercitarte al menos dos veces a la semana, tomar suficiente agua y mantener una dieta equilibrada, esta es la mejor manera de mantenerte en forma.

    También te puede interesar: Gimnasia hipopresiva: 5 claves para tener un abdomen plano y Trasero de oficinista: Tips y ejercicios para tonificar gluteos mientras trabajas