Navidad 2016

Embarazo y dieta vegetariana: ¿Es compatible?

Embarazo y dieta vegetariana: ¿Es compatible?

Embarazo y dieta vegetariana: ¿Es compatible? Lo es, siempre y cuidamos revisemos nuestra dieta y la ajustemos a las nuevas necesidades de la etapa del embarazo. No hay que olvidar que algunos de los nutrientes esenciales, como el hierro, el calcio o el ácido fólico, están presentes en muchos de los alimentos de la pirámide alimentaria vegetariana o vegana.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Principios Nutritivos, Vegana, Vegetariana, alimentación sana, Beneficios alimentos, Consejos Dietas
Última actualización:

    embarazo y dieta vegetariana

    Embarazo y dieta vegetariana: ¿Es compatible? Conocer las propiedades de los alimentos y cuidar la dieta para que no haya carencia de ninguno de los nutrientes esenciales son premisas básicas para que la alimentación durante el embarazo sea sana, variada y equilibrada, independientemente de que se siga o no una dieta vegetariana. Además, nutrientes tan básicos y esenciales como el calcio, hierro, ácido fólico o vitaminas se pueden encontrar en los alimentos vegetarianos o veganos. Ante cualquier duda, consulta a tu médico.


    Los cambios que experimenta el cuerpo de la mujer durante el embarazo obligan a revisar la dieta y ajustarla a las nuevas necesidades, ya que estamos en una etapa en la que la alimentación juega un papel esencial para que el embarazo transcurra sin problemas. Pero, ¿qué sucede si antes del embarazo seguimos una dieta vegetariana o vegana? ¿Es posible mantenerla durante el embarazo? La despensa de alimentos de la pirámide vegetariana nos desvela que poseen los nutrientes esenciales para una dieta sana y cuidada durante el embarazo. Así, por ejemplo, el calcio, uno de los minerales esenciales, no solo está presente en la leche, también lo podemos encontrar en los vegetales y hortalizas de hojas verdes (espinacas, brócoli, acelgas, entre otras), en los frutos secos, en el tofu o queso de soja, en las frutas desecadas y en las semillas.

    Otro mineral clave durante la etapa del embarazo es el hierro. Éste lo vamos a encontrar en alimentos como los frutos secos, las semillas, los cereales, frutas y verduras o las legumbres. Por su parte, constituyen una excelente fuente de ácido fólico los cereales integrales, los guisantes, las naranjas, las verduras y hortalizas de hojas verdes o en los frutos secos. Cabe recordar que la carencia de ácido fólico puede provocar daños en el futuro bebé.


    Seguimos con los nutrientes esenciales, en este caso con las vitaminas y, en concreto, con la vitamina B12. ¿Dónde podemos encontrarla? En la leche de soja, algas marinas, extractos de levadura o hamburguesas vegetarianas. Los cereales y el cacao también contienen vitamina B12. Igualmente, el consumo de vitamina C también es importante, para mejorar la absorción del hierro y para proteger a nuestro organismo de infecciones.


    Los lácteos, la miel y los huevos son fuente de proteínas, minerales y vitaminas, pero si se ha decidido retirar de la dieta todo producto de origen animal, habrá que buscar los sustitutos para consumir la cantidad necesaria de proteína vegetal, como pueden ser los frutos secos y las legumbres. Es aconsejable incrementar el consumo de cereales integrales, incluyéndolos en todas las comidas para evitar posibles carencias, así como combinar proteínas de diferentes fuentes (por ejemplo, legumbres con arroz).

    El consumo de leche y derivados de la soja, sobre todo cuando se utilizan como sustitutos de los lácteos, es aconsejable que estén enriquecidos con calcio.

    Los frutos secos, sobre todo los ricos en un mineral como el hierro (almendras), son esenciales en la dieta, aunque también son más ricos en calorías. Los frutos secos contienen más grasa que otros alimentos vegetales, pero también hay que tener en cuenta su contenido en fibra dietética, lo que permite que tras su consumo se regulen mejor los mecanismos de hambre y saciedad.

    Por su parte, la levadura de cerveza se puede utilizar como condimento o para añadir a las salsas y las sopas. La levadura es rica en hierro, zinc y vitamina B.

    780

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasPrincipios NutritivosVeganaVegetarianaalimentación sanaBeneficios alimentosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares