Navidad 2016

Endulzar las infusiones: ¿Miel o azúcar?

Endulzar las infusiones: ¿Miel o azúcar?

Endulzar las infusiones: ¿Miel o azúcar? ¿Cuál de las dos opciones contiene menos calorías?, ¿cuál tiene más valor nutricional? De entrada, ya te contamos que la balanza se inclina del favor de la miel. Estos son los argumentos que le hacen ser una opción más saludable para endulzar las infusiones.

por en Calorías, Dietas, Principios Nutritivos, alimentación sana, Beneficios alimentos, Consejos Dietas, infusiones
Última actualización:

    miel y azucar

    Endulzar las infusiones: ¿Miel o azúcar? ¿Qué nos aporta menos calorías?, ¿cuál es más nutritivo? Si respondemos a estas dos preguntas, la balanza se inclina a favor de la miel, tanto porque contiene menos calorías como porque es una fuente de nutrientes de gran valor, entre los que destacan las vitaminas y los minerales. Y hay más argumentos a favor de decantarse por la miel a la hora de endulzar las infusiones, las cuales por sí mismas ya son un interesante aliado para nuestra salud.


    Si nos gusta endulzar las infusiones, el azúcar y la miel suelen ser las opciones, pero ¿tienen las mismas calorías? ¿Es más saludable una cucharada de azúcar o de miel? A la primera pregunta, la respuesta es que la miel tiene menos calorías ya que aunque gran parte de su contenido es fructosa, otra parte (en torno al 20%) es agua. Mientras, el azúcar solo contiene sacarosa, con lo cual su valor es únicamente calórico. De hecho, una cucharada de miel tiene aproximadamente 55 kilocalorías, mientras que una cucharada de azúcar supera las 90 kilocalorías. Además, el efecto endulzante de la miel es mayor que el del azúcar, por lo que tendemos a ponernos menos cantidad.

    La miel, por otra parte, también tiene un valor nutricional superior al azúcar. De hecho, el valor nutricional del azúcar como endulzante es básicamente calórico, ya que carece de vitaminas y su contenido en minerales es muy bajo. Por el contrario, la miel es una fuente extraordinaria de nutrientes de gran valor, entre los que hay que destacar las vitaminas y los minerales. Por un lado, destacan las vitaminas del grupo B y C, y en el capítulo de los minerales, cobran especial relevancia el hierro, el potasio, el calcio, el fósforo, el zinc y el magnesio.


    Además, no podemos olvidar que la miel es una fuente interesante de sustancias antibióticas, expectorantes y antiinflamatorias, las cuales proceden de las plantas que las abejas utilizan para la elaboración de este alimento natural que, entre otros, ayuda a combatir los síntomas gripales. El azúcar, por su parte, procede de la caña de azúcar o de la remolacha. Hay dos tipos esenciales de azúcar, el azúcar blanco y el moreno. La diferencia entre ambas radica en su proceso de refinado, lo que hace que el contenido de sacarosa final varíe un poco (99% para el azúcar blanco y 85% para el moreno, aproximadamente).

    Son algunos de los motivos y argumentos saludables para sustituir el azúcar como endulzante por la miel, ya que constituye un interesante recurso dietético. La miel es, además, un producto cuyas cualidades o propiedades medicinales han sido sobradamente constatadas, utilizada desde hace muchas generaciones para endulzar de manera natural la leche o las infusiones.


    A la miel se le atribuyen, además de las propiedades que hemos visto, la de ser un buen cicatricante y un buena aliada del cuidado de nuestra piel. Y es que la miel no solo nos nutre por dentro, sino por fuera. Como base de lociones naturales (miel diluida en leche templada) se puede aplicar en el cuerpo y en el rostro. Combinada con una infusión de berros puede ayudar a atenuar las antiestéticas manchas de la piel.

    706

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CaloríasDietasPrincipios Nutritivosalimentación sanaBeneficios alimentosConsejos Dietasinfusiones

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares