Entrenar sin ropa interior: Consejos para evitar problemas

Si la ropa interior se ha convertido en un obstáculo en tus entrenamientos deportivos y prefieres entrenar sin ropa interior, te contamos los mejores consejos para evitar problemas.

por , il

    Entrenar sin ropa interior: Consejos para evitar problemas

    No te gusta cómo se te marca la braguita debajo del leggin deportivo y no soportas el tanga para entrenar, o el spandex se descoloca cada vez que haces una sentadilla y necesitas hacer ese incómodo gesto con tu mano en tu trasero en cada clase de fitness… En fin, tal vez un día cansada de que la ropa interior te molestara tanto en tus entrenamientos, decidiste pasar de todo y acudir sin ella. ¿Crees que eres la única? Claro que no. Muchas mujeres (y hombres) entrenan sin ropa interior y aunque la idea de usar ropa deportiva sin ropa interior parece impensable, sobre todo a nivel de higiene, lo cierto es que es totalmente seguro, siempre y cuando te atengas a unas recomendaciones obligatorias para evitar problemas. ¡Toma nota!

    1. Elige bien el material

    Sobre todo en el caso de la zona inferior de tu cuerpo, es decir, tu vagina, deberás tener mucho cuidado con el material textil que estará en contacto con tus zonas íntimas. Huye de los materiales sintéticos y opta por materiales transpirables, preferiblemente el algodón. No sé si te has fijado, pero algunas marcas de ropa deportiva ya incluyen un cuadrado de algodón en la zona de la entrepierna. Sí, ese cuadradito está pensado para entrenar sin ropa interior de forma higiénica y segura. En cuanto a entrenar sin sujetador, no es muy recomendable cuando hacemos deportes en los que debemos saltar y movernos mucho, pero en el mercado existen camisetas con sujetadores deportivos incorporados. En este caso, elige un material traspirable, pues también es importante que el sudor no quede acumulado en tus senos.

    2. Cámbiate de ropa en cuanto acabes

    En general, esta recomendación es para todo tipo de atuendo deportivo. Incluso si llevas ropa interior y sudas mucho, la acumulación de sudor puede ser un factor de concentración de bacterias, sobre todo en mujeres con tendencia a infecciones vaginales. Además, si tienes incontinencia urinaria, algo que suele ocurrir a las mujeres que acaban de dar a luz, con más razón deberás ser muy cuidadosa y cambiarte en cuanto termines de hacer ejercicio.

    En el caso de que no lleves ropa interior sucede lo mismo, no es nada recomendable pasar el día con el mismo pantalón con el que hiciste ejercicio. En general, lo más higiénico y seguro es tomar una ducha tras hacer ejercicio y, por supuesto, ponerte ropa limpia al terminar.

    3. Ropa de un solo uso

    Si definitivamente no te gusta entrenar con ropa interior y prefieres la opción “al aire” es importante que seas consciente de que deberás lavar la ropa tras usarla. Piensa que nunca usarías unas braguitas dos días seguidos porque es algo antihigiénico que puede favorecer la proliferación de bacterias. Lo mismo pasa con la ropa de deporte si la usas sin ropa interior. Es decir, si entrenas 5 días a la semana, necesitarás 5 leggins transpirable para cada día, o lavar el del primer día para utilizarlo el tercero… Pero ¡nunca uses dos días el mismo leggin!

    4. Fíjate con qué jabón lavas tus prendas de deporte

    En el caso de que tengas la piel sensible, seguramente necesites lavar tus braguitas y sujetadores con algún jabón neutro. Si es así y quieres entrenar bajo la ropa deportiva como el universo te creó, es importante que laves tus prendas deportivas con jabón neutro para evitar irritaciones y alergias indeseadas, o al final tendrás que faltar varios días al gym.

    5. Prueba antes de usar

    Aclaramos, muchas prendas de ropa deportiva son finas y al estirarse pueden transparentarse un poco, se trata de materiales malla que pueden dar un toque demasiado erótico a tu look deportivo, sobre todo si no llevas ropa interior. Así que a no ser que desees ser el espectáculo del gimnasio, elige materiales gruesos y, para asegurarte bien, prueba en casa antes de salir. Busca un lugar al trasluz para mirarte al espejo o pídele a tu pareja que te asegure que no tendrás sorpresas indeseadas.

    Ya sabes, no hay ningún problema en entrenar sin ropa interior siempre y cuando tomes estos consejos como recomendaciones mantra (sobretodo las recomendaciones de higiene). Lo importante es que te sientas cómoda mientras entrenas.

    También te puede interesar: Razones para no usar la ropa de deporte sucia y Qué llevar en la bolsa del gimnasio: Lista completa