Navidad 2016

Estreñimiento: Cuidado con el estrés y la comida rápida

Estreñimiento: Cuidado con el estrés y la comida rápida

Estreñimiento: Cuidado con el estrés y la comida rápida. Son dos de los factores que pueden poner en riesgo nuestra dieta y, con ello, nuestro intestino. Seguir una dieta equilibrada, práctica ejercicio físico y evitar el estrés nos ayudarán a combatir este molesto problema.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Estreñimiento, Consejos Dietas, Intestino
Última actualización:

    estreñimiento consejos

    Estreñimiento: Cuidado con el estrés y la comida rápida. La alimentación es, junto al ejercicio físico, clave en la prevención de un problema que, según datos de la Fundación Española del Aparato Digestivo, padecen una de cada cinco personas. Prevenirlo es posible y, sobre todo, está en nuestras manos. Una alimentación desequilibrada y el sedentarismo no son los únicos factores desencadenantes, el estrés también puede hacernos más vulnerables a padecer este incómodo problema.


    El estrés no solo condiciona nuestro estado de ánimo sino estado físico. El estrés hace que tendamos a comer más comida rápida y alimentos más saciantes pero menos nutritivos. De hecho, cuanta más comida rápida ingerimos, menos frutas y verduras aparecen en nuestra dieta. Es el primer paso para desequilibrar la alimentación y dejar paso a los problemas de estreñimiento, molesto problema que padece una de cada cinco personas. Pero el estreñimiento se puede prevenir. Evitar el estrés, la comida rápida (incluidos los alimentos grasos, los picantes, dulces y el exceso de café) y las comilonas son fundamentales para evitar este problema. Por su parte, los mejores aliados para reducir los síntomas y olvidarnos del estreñimiento son una alimentación sana y variada –donde primen las frutas, hortalizas y verduras frescas, los cereales integrales, las legumbres y los frutos secos- y la práctica de ejercicio físico.

    El consumo excesivo de determinados alimentos (sobre todo bajos en fibra) y de bebidas alcohólicas terminan pasando factura. De igual manera, comer rápido y sin dedicarle tiempo a las comidas nos hará más vulnerables a padecer problemas como el estreñimiento. Y algunas creencias, como que comer muchos yogures produce estreñimiento o que el tabaco lo evita, deben ser, como señalan las especialistas, desterradas.

    Alimentación sana y mucha hidratación, aumentando la ingesta de agua o líquidos (infusiones, caldos) y reduciendo el consumo de refrescos con gas o azucarados.


    El modo de preparación de los alimentos también influye, en concreto en su digestión, haciéndola más o menos pesada. En este caso, lo más aconsejable es preparar los alimentos al vapor, al horno o al papillote.

    Tan importante como lo que comemos es cuándo lo comemos. Es aconsejable mantener un horario regular de comidas, evitando cenar tarde, ya que esto hará que nos levantemos sin hambre y no hagamos un desayuno adecuado. Establecer unos horarios de comida, dedicarle 20 minutos al desayuno y sentarse a la mesa en un ambiente tranquilo son fundamentales.


    Las mujeres somos más propensas a padecer estreñimiento, sobre todo a partir de los 50. Entre otros motivos que explican este aumento a partir de esta edad es la mayor tendencia al sedentarismo y a la toma de determinados medicamentos que interfieren en la movilidad del intestino. De igual manera, es un trastorno muy frecuente durante la etapa del embarazo, debido a los cambios que se producen en el tránsito intestinal.

    El Foro de Regulación Intestinal recuerda que se puede recurrir a los productos naturales de efecto laxante y que se pueden adquirir en las farmacias. A plantas medicinales como el fucus o la frángula se le atribuyen propiedades saludables para el intestino.

    721

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasEstreñimientoConsejos DietasIntestino

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares