Fase de estabilización Dukan: Menú semanal para evitar el estancamiento

Fase de estabilización dieta Dukan: Menú semanal para evitar el estancamiento. La cuarta y última fase es decisiva, ya que de ella dependerá el éxito de nuestra dieta, es decir, el objetivo de perder peso y no recuperarlo. ¿Qué comer? Te damos algunas ideas.

por , il

    fase estabilizacion dieta dukan

    La fase de estabilización es la definitiva para completar la dieta Dukan con éxito y conseguir los resultados que te habías marcado al empezar. Para ayudarte con esta fase, vamos a ver cuál es el mejor menú semanal para evitar el estancamiento y, sobre todo, para evitar recuperar el peso perdido.

    Con la dieta Dukan, a lo largo de las cuatro fases (ataque, crucero, consolidación y estabilización), no solo habremos eliminado los kilos de más sino que habremos adoptado una serie de hábitos alimenticios que nos ayudarán a evitar, a largo plazo, que recuperemos el peso perdido. Esta fase de estabilización, la ultima, es fundamental, ya que de ella dependerá que los resultados se consoliden y no nos estanquemos con la dieta. Es la fase más sencilla, por la libertad a la hora de elegir los alimentos. Es la fase que nos ayudará, a partir de ahora, a mantener el peso ideal. Dura el tiempo que nosotros deseemos, y tan solo hay que aplicar tres recomendaciones: incluir en la dieta tres cucharadas de salvado de avena al día, realizar ejercicio físico de manera regular (al menos veinte minutos al día) y reservar un día de la semana (jueves) para tomar solo proteínas (día PP, pura proteína). De esta manera, mantendremos a raya la báscula y, en caso de que empieces a recuperar peso, solo tienes que volver a la fase de consolidación.

    Menú semanal fase estabilización dieta Dukan

    Aquí te dejamos un menú tipo semanal, si bien, al poder elegir libremente los alimentos de la dieta, puedes hacer las variaciones, combinaciones y recetas que desees. Recuerda que, un día a la semana, debes comer solo proteínas, siguiendo los menús de la fase de ataque.

    Lunes

    • Desayuno: Café o té, tortilla francesa (2 huevos) y una loncha de pavo.
    • A media mañana: Fruta fresca (una pieza).
    • Comida: Pescado hervido acompañado de calabacín y aderezado con especias.
    • Merienda: Yogur (desnatado) con salvado de avena o queso desnatado.
    • Cena: Ensalada de lechuga y pepino, huevos rellenos, flan Dukan.

    Martes

    • Desayuno: Café o té, tostadas con mantequilla, queso fresco batido (0% materia grasa).
    • A media mañana: Yogur desnatado con salvado de avena.
    • Comida: Ensalada de surimi, pollo en papillote, copa de helado.
    • Merienda: Fruta fresca.
    • Cena: Lasaña, queso, compota con especias.

    Miércoles

    • Desayuno: Café o té, un yogur, dos huevos escalfados.
    • A media mañana: Una pieza de fruta.
    • Comida: Zanahorias ralladas, pescado (salmonete) con albahaca, fresas o natillas.
    • Merienda: Galletas.
    • Cena: Pescado a la plancha con ensalada de rabanitos y macedonia de fruta.

    Jueves

    • Desayuno: Café o té, queso fresco (tipo Burgos), dos lonchas de jamón de york.
    • A media mañana: Una pieza de fruta.
    • Comida: Ensalada verde, filete de ternera con patatas al gratén, macedonia de frutas.
    • Merienda: Yogur desnatado (puedes añadir una cucharada de salvado de avena).
    • Cena: Pizza vegetariana, ensalada, mousse de limón.

    Viernes

    • Desayuno: Café o té, cereales con leche, una pieza de fruta.
    • A media mañana: Un yogur desnatado.
    • Comida: Guiso de lentejas, ensalada de zanahorias (o de otras hortalizas), queso y macedonia de frutas.
    • Merienda: Palitos de surimi.
    • Cena: Pechuga de pollo, gazpacho y yogur o una pieza de fruta (manzanas).

    Sábado

    • Desayuno: Zumo de naranja, café o té, magdalenas o bizcocho.
    • A media mañana: Torta de salvado de avena.
    • Comida: Lubina a la plancha con ensalada verde, pisto y confitura de frutas.
    • Merienda: Yogur con frutas.
    • Cena: Judías verdes, brochetas de pollo, una pieza de fruta.

    Domingo

    • Desayuno: Café o té, tostadas con mantequilla, una pieza de fruta.
    • A media mañana: una pieza de fruta.
    • Comida: Ensalada de tomate, cordero con patatas y tarta de frutas.
    • Merienda: Yogur o una torta de salvado de avena.
    • Cena: Sopa de verduras, tortilla (aderezada con especias), un yogur y una pieza de fruta.