Hacer deporte por la mañana: Consejos para empezar

¿Estás decidida a comenzar a hacer ejercicio por la mañana pero te cuesta levantarte temprano? Te contamos los mejores consejos para empezar a hacer deporte por la mañana.

por , il

    Hacer deporte por la mañana: Consejos para empezar

    ¡Ring! Suena el despertador, el fin de semana decidiste que hoy comienzas a hacer deporte por las mañanas, lo apagas y decides que unos minutos más, así hasta que pasa una hora. Ya no te da tiempo. Te levantas a tu hora habitual y te vas al trabajo decepcionada contigo misma, porque no cumpliste con tus metas. ¿Te suena de algo? Sí, es algo normal, sobre todo en personas perezosas y que les gusta dormir hasta tarde, pero una rutina de deporte por las mañanas puede ser una excusa ideal para cambiar tu ritmo de vida, ya que hacer deporte por las mañanas tiene muchos beneficios, como aliviar el estrés del día o reducir grasa de forma más efectiva.

    Sabemos que no es fácil para todas las personas levantarse por las mañanas y hacer ejercicio, ya que el estrés del día a día, el cansancio del trabajo y las obligaciones pueden hacer que pensemos que dormir un ratito más nos ayudará mucho más que levantarnos a hacer ejercicio. Pero en realidad, todo se basa en cambiar algunos hábitos y administrar tu tiempo de otra forma. Créenos, al principio puede ser duro, pero tras los primeros días, te levantarás como una pluma para ir a correr o al gimnasio y ni lo notarás. Además, te sentirás mucho mejor contigo misma porque realmente estarás cumpliendo tus objetivos y tendrás energía durante todo el día.

    En EllaHoy tenemos algunos pequeños consejos y trucos que te ayudarán a levantarte y prepararte para hacer deporte por la mañana. Toma nota y ¡fuera pereza!

    1. Pon tu despertador lejos de la cama

    Es un viejo truco, ¡y funciona! Si no tienes el despertador al lado de tu cama, tendrás que levantarte para apagarlo. Una vez que lo hayas hecho, necesitas decirte un par de veces a ti misma: ¡levántate! Verás que es mucho más fácil.

    2. Descansa bien

    Parece obvio, pero es importante que descanses bien durante la noche si vas a madrugar. ¿Y esto que significa? Pues en primer lugar que trates de dormir completamente las 7 u 8 horas reglamentarias para que tu cuerpo se sienta con energía por las mañanas.

    En segundo lugar, para descansar bien necesitas unas horas de tranquilidad antes del sueño. Es decir, si antes de dormir te dedicas horas a mirar tus redes sociales en el móvil, es imposible que descanses adecuadamente por la noche. La luz y los brillos de las tecnologías deberán quedar para otro momento del día.

    Por último, recuerda que una cena pesada hará que tu sueño también lo sea, así que lo ideal es que cenes ligero para que al día siguiente te levantes con energía y vitalidad. Te puedes ayudar de unos ejercicios de meditación de yoga nidra contra el insomnio para que vayas a la cama totalmente relajada.

    3. Aleja de tu mesita de noche los objetos tecnológicos

    Si dejas tu móvil encendido durante la noche y constantemente llegan notificaciones, es imposible que tu sueño sea reparador. Apaga el wifi, los datos y pon el móvil en silencio. Además, cuanto más lo alejes de tu cabeza y cuerpo mucho mejor. Descansar de la tecnología durante la noche es esencial para un descanso reparador y conseguir levantarte por la mañana.

    4. Prepara tu desayuno y almuerzo por la noche

    Cuando nos levantamos demasiado temprano para ir a hacer ejercicio, una pregunta habitual suele ser ¿y qué desayuno? Lo ideal es que sea un desayuno equilibrado y casero para que la combinación dieta-ejercicio funcionen. Pero ¿y de dónde sacas el tiempo? Puedes optar por batidos nutritivos, preparando los ingredientes secos en la noche y añadiendo los líquidos y las frutas por las mañanas. También puedes desayunar avena y prepararla por la noche y dejar preparados ricos sándwich por la noche para comerlos después del gimnasio. Hay muchas posibilidades, sólo tienes que poner un poco de voluntad y prepararlos por la noche. Y si quieres algunas ideas, aquí te ofrecemos unas recetas de desayunos sanos y ricos y unas recetas de deliciosos batidos . Si comes en el trabajo, lo ideal es que prepares tu almuerzo por la noche, así que te ofrecemos algunas recetas light para comer fuera de casa.

    5. Deja lista tu bolsa de deporte

    Para que no pierdas tiempo por las mañanas, lo ideal es que dejes lista tu bolsa de deporte y la ropa que te vas a poner la noche anterior. Si además, irás directamente al trabajo, deja lista la ropa de trabajo, así como tu neceser de ducha. Si tienes alguna duda, aquí tienes la lista completa con lo que llevar en la bolsa del gimnasio. La idea es que por la mañana lo único que tengas que hacer es levantarte, lavarte la cara, vestirte y marcharte a hacer ejercicio.

    6. Conciénciate

    Aunque suene lógico, si interiormente no estás totalmente convencida de hacer ejercicio por la mañana, es difícil que lo hagas. Así que practica tus mejores técnicas de persuasión contigo misma y conciénciate de que hacer ejercicio por las mañanas es un buen hábito de vida que te hará sentir mucho mejor.

    También te puede interesar: Hacer deporte por la mañana es mejor: Beneficios y consejos y 10 mitos sobre el gimnasio y el deporte .