Navidad 2016

Hambre por la noche: Qué podemos comer

Hambre por la noche: Qué podemos comer

Te daremos una solución para combatir los ataques nocturnos de hambre con los alimentos con más poder saciante.

por en Comer Por La Noche, Dietas

    Qué podemos comer cuando el hambre aparece por la noche. Es habitual que después de un largo día de trabajo el cuerpo nos pida una recompensa dulce o más calórica de lo normal durante la noche, cuando el metabolismo va más lento y no podemos permitirnos comer nada demasiado pesado. Pues tenemos la solución para combatir estos ataques de hambre nocturnos, y se encuentra en algunos alimentos capaces de saciarnos con pequeñas cantidades; así que toma nota para no tener que arrepentirte al día siguiente.

    El cerebro, además de ser el órgano más importante del cuerpo, en ocasiones también puede llegar a ser muy traicionero, como es en el caso de los llamados comúnmente ‘ataques de hambre’, en los que este órgano le pide al cuerpo calorías en cantidades industriales sin saber muy bien el motivo.

    Un momento en el que suelen suceder estos ataques de hambre es a última hora del día, normalmente después de cenar, pero incluso hay gente que se despierta en mitad de la noche con una sensación de hambre que no les deja conciliar bien el sueño.

    Lo irónico está en que durante el momento del día en que nuestro metabolismo va más lento y no vamos a poder quemar demasiado, el cerebro nos pida lo más graso y calórico que se nos pase por la cabeza, pero existen algunos alimentos que engañarán al cerebro y nos saciarán rápidamente.

    Los cereales son uno de nuestros mejores aliados para estos momentos gracias a su alto contenido en fibra, por lo que se digieren mucho más fácilmente.

    Por supuesto no hablamos de los cereales para niños con chocolate y azúcar, uno de los alimentos que dan más hambre.

    Otra opción puede ser las barritas de avena o de granola, que a pesar de ser uno de los superalimentos no tan sanos como dicen, puede ser un gran aliado en estos momentos, ya que su poder saciante es indiscutible, al igual que ocurre con frutos secos como las nueces o el yogurt natural, con muy pocas calorías y una cantidad de proteínas estupenda.

    A pesar de todo te recomendamos que procures evitar estos ataques de hambre y no acostumbres demasiado al cuerpo a comer por la noche, ya que a la larga puedes arrepentirte.

    521

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Comer Por La NocheDietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares