Navidad 2016

Hipertensión: Sustitutos de la sal para aderezar

Hipertensión: Sustitutos de la sal para aderezar

Hipertensión: Sustitutos de la sal para aderezar. Revisar nuestra dieta es uno de las premisas para prevenir y tratar los problemas de tensión arterial alta, factor de riesgo de severos trastornos de la salud. Dieta en la que es aconsejable reducir o sustituir la ingesta de sal. Sustitutos, como las hierbas aromáticas o las especias, entre otros, que nos aportarán nuevos sabores y nos ayudarán a ganar en salud.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Hipertensión, Principios Nutritivos, Consejos Dietas, Sal, Tensión alta
Última actualización:

    sustituir sal

    Hipertensión: Sustitutos de la sal para aderezar. La hipertensión es un problema de salud que debemos controlar porque la tensión está directamente relacionada con trastornos severos como insuficiencia renal, infarto o derrame cerebral, entre otros. La dieta juega un papel esencial en la prevención y control de la hipertensión, con especial atención a la sal, cuya ingesta es aconsejable reducir. ¿Es posible comer sin sal? No solo es posible, sino que hay una serie de sustitutos que nos ayudarán a no notar su ausencia.


    Comer con menos sal, o incluso sin ella, es posible e igual de apetecible, ya que puede ser sustituida por otros condimentos que aderezarán y enriquecerán nuestros platos de la manera más saludable. Sustitutos que nos aportarán nuevos sabores y nos permitirán crear nuevos platos o darles un toque novedoso a las recetas. Entre ellos, si tenemos un problema de hipertensión, podemos sustituir la sal por el zumo de limón, las hierbas aromáticas frescas, las especias, el vinagre en pequeñas cantidades y la sal de hierbas.

    Consumir menos sal es uno de los consejos a seguir si tenemos la tensión alta (la tensión máxima y mínima en los adultos se sitúa en 12 y 8, respectivamente. Es normal que estos niveles fluctúen un poco, mientras no superen los 15 de máxima y los 9 de mínima). Consejo dietético al que hay que sumar el de controlar el peso y adelgazar si tenemos sobrepeso, sustituir las carnes grasas por pescados y carne de pavo y pollo (a la hora de cocinar, mejor a la plancha o hervida, y sin piel), practicar ejercicio físico de manera regular y evitar el estrés, factor que puede aumentar la tensión.

    La sal es uno de los ingredientes más comunes en la cocina, pero no el único que debemos evitar si tenemos un problema de hipertensión. Así, tampoco es aconsejable abusar de los platos precocinados, embutidos, leche entera y quesos curados, la mantequilla, bollería industrial y las bebidas estimulantes o alcohólicas.

    Por el contrario, debemos aumentar el consumo de frutas y verduras en nuestra dieta.


    Es aconsejable controlar la tensión arterial, ya que no solo está relacionada con problemas de salud como el infarto, la insuficiencia renal o los daños cerebrales, sino que acompañada de colesterol alto tenemos más riesgos de padecer arteriosclerosis o estrechamiento/ endurecimiento de las arterias.

    Hacer algunos cambios en la dieta nos ayudará, con la reducción de la cantidad de sal, sustituyéndolo por otros aderezos como hemos visto antes, como premisa general. Además, hay una serie de alimentos recomendados:

    • Frutas y verduras como el ajo, alcachofas, apio o hinojo.
    • Pescados como sardinas, boquerones o arenques.
    • Legumbres
    • .

    • Leche desnatada o leche de soja.
    • La avena.
    • Albaricoques secos.
    • Aceite de oliva virgen extra, el mejor sustituto de las grasas animales. Además, recuerda que el aceite es uno de los ingredientes esenciales de la dieta mediterránea, reconocida como la dieta más sana y equilibrada.

    726

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasHipertensiónPrincipios NutritivosConsejos DietasSalTensión alta

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares