Navidad 2016

Hiperuricemia: Consejos para controlar el ácido úrico

Hiperuricemia: Consejos para controlar el ácido úrico

Hiperuricemia: Consejos para bajar el ácido úrico. Los niveles demasiado altos de ácido úrico en sangre pueden ser la puerta de entrada de otros problemas de salud, entre ellos la gota. Revisar nuestra dieta y nuestros hábitos, como la práctica de ejercicio físico, nos ayudarán a controlar los síntomas y a cuidar nuestra salud.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Otras dietas, Retención Líquidos, Consejos Dietas
Última actualización:
    Hiperuricemia: Consejos para controlar el ácido úrico

    Hiperuricemia: Consejos para controlar el ácido úrico. La alimentación ejerce también en este caso un papel importante. De hecho, seguir una dieta adecuada es lo más aconsejable para reducir los niveles de ácido úrico. Incrementar el consumo de líquidos –sobre todo agua-, no abusar de la sal y reducir el consumo de carne roja son algunas de las premisas de la dieta a seguir, la cual debe ir acompañada de la práctica regular de ejercicio físico, el cual entre otros beneficios para nuestra salud incluye el de evitar los problemas articulares.


    La hiperuricemia es el exceso de ácido úrico en sangre, siendo la gota su principal manifestación clínica. En términos médicos, se trata de la inflamación severa de determinadas articulaciones, la cual está provocada por la acumulación de cristales de ácido úrico. Esto puede derivar en artritis aguda, una patología que puede limitar severamente la calidad de vida de quien la padece. Además, la hiperuricemia puede ser la antesala de otros problemas de salud si no se trata. Así, diversos estudios han constatado que esta patología puede ser desencadenante de otros problemas como la diabetes, o un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares (enfermedad coronaria o ictus).

    Cuando se produce una concentración elevada de ácido úrico en la sangre aparece la hiperuricemia, cuyos niveles se consideran altos cuando superan los 7 mg/dl en el caso de los hombres y los 6 mg/dl en las mujeres.

    Una dieta adecuada no solo nos ayudará a controlar los niveles de ácido úrico, sino también a mantener nuestro peso, evitando el sobrepeso o la obesidad. Tampoco es aconsejable seguir una dieta hiperproteica, excesivamente baja en calorías, ni perder peso de manera demasiado rápida, ya que pueden constituir un factor de riesgo de la aparición de cetosis, a su vez desencadenante de la gota. Lo más aconsejable, seguir las premisas de la dieta mediterránea. La alimentación debe ser rica en hidratos de carbono, baja en grasas y colesterol.



    Entre los consejos dietéticos, los especialistas incluyen los siguientes:

    • Cuidar la hidratación. De hecho, es aconsejable aumentar la ingesta de líquidos, sobre todo agua, para promover la eliminación del ácido úrico a través de la orina. Se recomienda beber entre dos y tres litros de agua al día, siendo aconsejable apostar por el agua con alto contenido de biocarbonatos. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de las bebidas demasiado dulces (con fructosa).
    • La dieta debe ser rica en alimentos como frutas (entre ellas, destacan las cerezas), verduras y lácteos (desnatados), los cuales ayudan a alcalinizar la orina. Es aconsejable apostar por menús más ricos en proteínas vegetales, platos que por ejemplo combinan las legumbres con los cereales integrales o con los frutos secos.
    • Reducir el consumo de carne roja (un máximo de 2 veces por semana), al igual que la carne de ave. Las raciones no deben superar los 200 gramos. Es aconsejable evitar los alimentos ricos en purinas, tales como el marisco, las vísceras, los caldos concentrados de carne y pescado, los embutidos, las lentejas, los pescados grasos o los patés.
    • Evitar abusar de la sal. Tal y como ya sabemos, entre los efectos perjudiciales de tomar platos demasiados ricos en sal está la retención de líquidos, lo que a su vez disminuye la eliminación del ácido úrico a través de la orina.
    • Además de revisar la dieta, conviene revisar otros hábitos. El sedentarismo no solo es un mal hábito para la salud en general, sino también para la hiperuricemia.

    756

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasOtras dietasRetención LíquidosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares