Navidad 2016

Hummus: Beneficios y formas de prepararlo

Hummus: Beneficios y formas de prepararlo

Descubre lo fácil que es preparar hummus y lo que esconde detrás de su particular sabor.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Beneficios alimentos, Consejos Dietas
Última actualización:
    Hummus: Beneficios y formas de prepararlo

    El hummus es una pasta de garbanzos, limón, ajo, aceite de oliva y semillas de sésamo; una receta originaria de la cocina árabe que ha comenzado a estar cada vez más presente en nuestra dieta gracias a los numerosos beneficios que reporta. Un alimento de lo más versátil a la hora de planificar platos variados, ya que se puede tomar acompañada de vegetales frescos (apio, zanahoria…), pan de pita o tostado, aceitunas o pimentón, entre otros. Y si lo que nos preocupa es cuidar el peso y evitar los kilos de más no es necesario renunciar a comer hummus, entre otros motivos porque su contenido en proteínas ayuda a controlar el apetito entre horas y porque, al ser un alimento con bajo índice glucémico, mantiene estables los niveles de glucosa en sangre.

    ¿Por qué tomar hummus? Aparte de ser un alimento rico en proteínas, aporta vitaminas (B), minerales (calcio, hierro, potasio, fósforo), ácido fólico, hidratos de carbono y fibra. Ésta última es esencial, entre otros, para depurar el organismo, eliminar toxinas y activar el tránsito intestinal (prevenir el estreñimiento). El hummus es bajo en grasas y ayuda a controlar los niveles de colesterol.

    Gracias a su valor nutricional al hummus se le considera un alimento idóneo en casos de irritabilidad, estrés, hipertensión arterial o problemas de sueño.

    Fácil de preparar, el hummus es un plato que puedes elaborar en casa. Para su elaboración necesitamos los siguientes ingredientes: garbanzos cocidos (350-400 g), ajo (1), zumo de limón, tahini o pasta de sésamo (3 cucharadas), comino en polvo (1 cucharadita), aceite de oliva (2 cucharadas) y una pizca de sal. Mezclar bien los ingredientes en el vaso de la batidora hasta lograr una pasta homogénea y ligeramente cremosa.

    Para que quede mejor se puede añadir agua (medio vaso; si hemos cocido los garbanzos en casa, aprovecha el agua de cocción). A la hora de servir, añadir una pizca de comino y una cucharadita de aceite de oliva. También se puede aderezar con pimentón.

    Si te preocupan las calorías, puedes preparar hummus light eliminando de la receta el aceite de oliva y el tahini. En lugar del aceite, para que el hummus quede cremoso puedes añadir un poco de leche vegetal (soja, arroz, almendras).

    Y no son las únicas formas de prepararlo, porque también podemos hacer hummus al curry, añadiendo una pizca de curry en polvo a la hora de mezclar los ingredientes; con frutos secos (añade un puñadito de piñones o almendras); con aceitunas (súmalas a la lista de ingredientes a mezclar) o aderezar con hierbas frescas como romero, tomillo, albahaca o salvia. En este caso, las añadimos al resto de ingredientes a la hora de hacer la pasta.

    El hummus es una alternativa perfecta para untar las tostas y rebanadas de pan (integral, mejor). También se puede tomar acompañado de verduras frescas, huevos duros, salmón, pimientos rojos, o con tomate y una pizca de perejil fresco.

    También te puede interesar: Pasta de Konjac sin gluten: beneficios y usos del glucomanano y descubre los beneficios y propiedades del seitán.

    668

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasBeneficios alimentosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares