Navidad 2016

Índice de saciedad: La revolución de las dietas

Índice de saciedad: La revolución de las dietas

Índice de saciedad: La revolución de las dietas. Te presentamos este nuevo método para perder peso sin pasar hambre, consumiendo producto bajos en calorías pero con un alto poder saciante.

por en Adelgazante, Dieta Equilibrada, Dietas, Perder Peso, Alimentos saciantes, Consejos Dietas
Última actualización:

    ndice de saciedad

    Índice de saciedad: La revolución de las dietas. Todas las mujeres del mundo hemos experimentado la típica sensación de ansiedad cuando hacemos una dieta adelgazante, o las irrefrenables ganas de comer algún tipo de dulce, por lo que el sufrimiento del principio finalmente no sirve de nada, ya que decidimos abandonar el régimen y rápidamente recuperamos lo perdido e incluso ganamos más peso. Pues eso tiene solución el nuevo método del llamado índice de saciedad, que consiste en ingerir alimentos de bajo nivel calórico pero con un alto poder saciante. Te contamos todo lo que debes saber.

    Si estás harta de la ansiedad que te produce cualquier dieta, y que te lleva a querer saltarte a la torera todas sus normas, para después del esfuerzo recuperar todos los kilos que habías conseguido perder, te presentamos la nueva dieta del Índice de saciedad.

    Este nuevo método consiste en ingerir todo tipo de alimentos con la relación entre su IS y sus calorías mayor de 1,5.

    Puede parecer difícil, pero vamos por pasos. Por cada 100g de alimento, su IS varía entre 0 y 500, siendo esta cifra el poder que tiene para llenarnos el estómago, y no tener que pasar hambre tras su ingesta.

    Un ejemplo: Si 100 gramos de queso fresco tienen 45kcal, y su IS es de 75,7 tendremos una relación de: 75,7/45 = 1,68, por lo que será un alimento altamente saciante que no nos supondrá ganancia de peso.


    • Lo ideal es hacer 3 comidas al día, tomando en el desayuno un IS de 450, en la comida de 700 y en la cena de 500, por lo que tendremos que hacer una regla de tres con los alimentos que ingiramos, es decir, si tomamos 30g de pan, un aliado inesperado en todas las dietas, cuyo IS es de 378 por cada 100g, en realidad estaremos consumiendo un IS de 113, y así siempre.
    • No es necesario ceñirnos siempre al mismo tipo de alimentos, ya que nuestro cuerpo necesita tanto verduras como carne, pescado, productos lácteos y azúcares, eligiendo siempre los que mayor relación tengan IS/kcal.
    • Este método te dará mucha libertad a la hora de elegir el tipo de alimentos que te apetezca comer, pero siempre con precaución, ya que todos sabemos que los alimentos altos en grasas saturadas son los que mayor poder saciante tienen, y no ganarás nada.
    • Por último, la norma general para mantener un peso saludable, debes comer sin prisa, ya que si no lo haces, sentirás la sensación de hambre tan sólo unos minutos después de cada comida.

    Entre las frutas y verduras, las más recomendables son las judías verdes con una relación por cada 100g de 2,22, la lechuga (1,94) o las alcachofas (1,84). En cuanto a las carnes, las mejores son el pavo y la ternera (1,84) o el cerdo (1,81), entre los pescados debemos elegir principalmente la raya (1,99), el abadejo (1,95) o el bacalao fresco (1,93), con respecto a las legumbres, las mejores son los guisantes y las judías pintas (2,07) y entre los productos lácteos nos quedaremos con el queso blanco y la leche desnatada (1,57).

    Al principio te verás algo ridícula con la calculadora en mano, pero pronto te acostumbrarás y notarás que este método funciona, sobre todo ¡sin pasar hambre!

    744

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AdelgazanteDieta EquilibradaDietasPerder PesoAlimentos saciantesConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares