Navidad 2016

Ir al gimnasio: Las máquinas más peligrosas

Ir al gimnasio: Las máquinas más peligrosas

No todas son iguales, pero sí comparten el riesgo de lesiones si se utilizan de manera incorrecta.

por en Dietas, Ejercicios para adelgazar, Consejos Dietas, En Forma
Última actualización:
    Ir al gimnasio: Las máquinas más peligrosas

    Uno de los errores más comunes, y que más riesgos de lesiones entraña, es utilizar las máquinas y aparatos de gimnasio de manera incorrecta. Antes de utilizar cualquier máquina conviene saber cómo funciona, cómo utilizarla y los beneficios que realmente nos reportará. Ir al gimnasio no debe traducirse en una actividad arriesgada, sino todo lo contrario, una actividad saludable y que nos ayuda a estar en forma, tanto física como anímicamente. Para no cometer errores, y no sufrir daños en zonas del cuerpo como muslos, tobillos o rodillas, tomamos nota de cuáles son las máquinas más peligrosas.

    Está considerada como una de las máquinas más arriesgadas si se utilizan de manera incorrecta, pudiendo causar daños en rodillas o en los meniscos. No todos, por altura y por condición física entre otros aspectos, podemos utilizar las mismas máquinas. De igual manera, no debemos olvidar que para todas las máquinas hay multitud de alternativas y ejercicios en suelo igual de eficaces.

    A la hora de hacer ejercicios en esta máquina es fundamental mantener a la misma altura los hombros, brazos y pecho, ya que de lo contrario corremos el riesgo de sufrir un desgarro muscular. Hay una premisa básica, y es no utilizar nunca aquellas máquinas sin antes saber exactamente cómo funcionan y cómo actúan sobre nuestro cuerpo.

    Levantar pesas no es una cuestión de fuerza, sino de precisión, así que conviene vigilar correctamente el peso y el levantamiento.

    Levantar más peso del debido puede resultar peligroso y, en los casos más severos, provocar daños en la columna. Conviene realizar este ejercicio siempre bajo supervisión. Es conveniente empezar con las de menor peso y, de manera gradual, ir aumentado para evitar daños en brazos, espalda o muñecas.

    Se han convertido en un aliado perfecto para ponerse en forma, si bien hay que tener cuidado con los ejercicios de resistencia porque la banda (unas pueden ser más largas que otras) podría romperse si no se realiza de manera correcta.

    Para hacer este ejercicio hay que estar en forma y, en concreto, contar con suficiente flexibilidad en los hombros porque de lo contrario, al forzar, corremos el riesgo de sufrir tendinitis. Tanto si utilizamos la polea para hacer ejercicios bajándola hasta el pecho, como si probamos tras la nuca, siempre hay que hacerlo bajo supervisión y tras consultar al monitor.

    También te puede interesar: Gimnasio en casa: 10 consejos para que funcione y descubre los 10 mitos sobre el gimnasio y el deporte.

    572

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DietasEjercicios para adelgazarConsejos DietasEn Forma

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares