Karma Yoga: Yoga de la acción para personas altruistas

El Karma Yoga aboga por una vida de acción desinteresada y altruista.

por , il

    Karma Yoga: Yoga de la acción para personas altruistas

    El yoga no sólo es un tipo de ejercicio para mantenerse en forma, ni únicamente una forma de mantenerse en una espiritualidad entre tu cuerpo, mente y alma. Para muchos, las enseñanzas del yoga han llegado a ser una forma de vida que abarca todas las acciones y decisiones que tomas en tu vida. Hoy hablamos del Karma Yoga o yoga de la acción.

    Qué es el Karma Yoga

    Quizá en términos occidentales como “moral” o “altruismo” es más fácil entender el significado de este tipo de “yoga”. El Karma Yoga no se trata de ejercicios específicos, sino de una actitud de vida que algunos practicantes de yoga deciden tomar en el momento en que se sienten en conexión con su espiritualidad.

    El karma es un concepto budista arraigado en su profunda espiritualidad. Para los budistas, los seres humanos tenemos múltiples vidas en la Tierra. Nacemos y morimos constantemente, y nuestra vida sufrirá más o menos problemas o bendiciones en función de lo que hayamos hecho en vidas anteriores. Limpiar el karma es una de las acciones más difíciles para los budistas y requiere una constante dedicación al espíritu y la mente, así como a las acciones que decidimos tomar en la vida.

    El Karma Yoga, Yoga Nishkam Karma o yoga de las acciones desinteresadas se trata de una manera de tomar la vida, en la que cada una de nuestras acciones debe tomarse de forma altruista, sin esperar nada a cambio y en comunión con Dios o las creencias religiosas de cada persona.

    Los principios básicos del Karma Yoga son:

    Mantener una correcta actitud

    Más que las acciones que realizamos, lo importante para el Karma Yoga es la actitud con la que las realizamos. Por ejemplo, si realizas un trabajo bien pero enojado y con constante necesidad de esperar a cambio, el trabajo nunca estará a una buena altura espiritual para con uno mismo ni para los demás.

    Mantén la motivación

    Tu motivación para hacer lo que haces es tu camino a seguir. Plantearse qué es lo que realmente te motiva cuando haces un trabajo te ayudará a ser una mejor persona, más humana y altruista. Si tus únicas motivaciones son el éxito o el dinero, tu mente nunca alcanzará un estado de paz interior que sí puedes alcanzar cuando tus motivaciones son desinteresadas.

    Trata de hacer lo que debes

    No es un mensaje nuevo, la mayoría de las religiones y filosofías tienen el concepto del deber como una forma de corrección de vida y de acercarse a la espiritualidad, máximo deber según el Karma Yoga.

    Renuncia a adquirir resultados

    El Karma Yoga considera que las personas deben desprenderse de los deseos de resultados de sus acciones, aceptando que cada individuo es nada más que un instrumento en la Tierra, no quien puede hacer o deshacer.

    Haz lo mejor que puedas

    Cuando hagas algo, hazlo lo mejor que puedas, sin detenerte por miedo a las críticas o porque supone demasiado esfuerzo. La idea es dar siempre lo mejor de ti, en cada acción que haces en tu vida, tanto en el trabajo como en la familia y en la sociedad.

    Actitud de servicio

    No sólo te sirvas a ti, sino a lo que te rodea. Ama al prójimo, a los que están a tu alrededor, a la naturaleza, con una actitud humilde de servicio donde el poder, la fama, el apego o el orgullo no tengan cabida.

    Sé disciplinado

    Cada vez que hagas algo, termínalo. Ten la disciplina suficiente como para hacerlo lo mejor posible y no dejarlo a medias. Concéntrate, entrégate emocional y físicamente y asume tu voluntad como algo positivo en tus acciones.

    También te puede interesar conocer el poder de los mudras terapéuticos con el yoga de las manos o las posturas más recomendadas para meditar.