Navidad 2016

La dieta para un cuerpo tipo manzana

La dieta para un cuerpo tipo manzana

La dieta para un cuerpo tipo manzana. Si estás entre las formas con este tipo de cuerpo, aquí tienes las claves de la dieta que te ayudará a perder kilos y a reajustar tu figura.

por en Adelgazante, Dietas, Perder Peso, Proteinas, Adelgazar por zonas, Consejos Dietas, Kilos de más
Última actualización:

    dieta cuerpo manzana

    A la hora de perder peso hay que elegir correctamente la dieta, y aquí es donde entra en juego el tipo de cuerpo, es decir, cómo es nuestra constitución física. Si tienes un cuerpo manzana, ésta es la dieta que necesitas para bajar de peso y atacar la grasa localizada.


    ¿Cuál es la forma de tu cuerpo? Tipo pera o tipo manzana. En función de la respuesta necesitarás uno u otro tipo de dieta. Si estás entre las mujeres con un cuerpo en forma de manzana, uno de tus puntos débiles es, sin duda, el abdomen, la cintura. Las mujeres con cuerpo manzana tienden a acumular la grasa y los kilos de más en la parte superior del cuerpo. La dieta de adelgazamiento ideal, en este caso, debe tener como objetivo perder peso y reajustar la figura. ¿Cómo? Con una dieta de unas 1.200 calorías al día, dando protagonismo a las proteínas durante seis días a la semana y uno a los hidratos de carbono.


    Vamos a ver un ejemplo de menú de dieta basado fundamentalmente en las proteínas:

    • Desayuno: Té verde, 3 rebanadas de pan integral con mermelada sin azúcar.
    • A media mañana: Yogur desnatado o una manzana.
    • Comida: Pechuga de pollo con aderezo de limón o hamburguesa a la plancha; ensalada de rúcula, tomates frescos e hinojo; una rebanada de pan integral.
    • Merienda: Un pomelo o un kiwi.
    • Cena: Sopa de verduras; pavo con alcaparras o tortilla de calabacín o filete de bacalao a la plancha; alcachofas o remolacha cocida al vapor.


    Después de tres días seguidos con una dieta rica en proteínas, conviene romper la rutina y otorgar durante un día el protagonismo a los hidratos de carbono:

    • Desayuno: Café con leche de soja, un yogur desnatado, un kiwi o una manzana.

    • A media mañana: Zumo de naranja o una naranja entera.
    • Comida: Arroz con alcachofas (cocidas con caldo de verduras y una cucharadita de aceite para saltear las alcachofas).
    • Merienda: Té verde, una manzana o tres galletas integrales.
    • Cena: Pasta con salsa de tomate fresco (una cucharadita de aceite de oliva) y calabacín; ensalada de lechuga.


    Además de seguir la dieta, hay otros consejos que también pueden ayudar a que la pérdida de peso sea efectiva, como beber mucha agua. Si caemos en la tentación del picoteo, apostar siempre por alimentos más naturales y menos calóricos, como una manzana o unos snacks con menos de 200 calorías. El té verde o las infusiones de hierbas también ayudan a no saltarse la dieta. Hay que evitar las bebidas que engordan, como los refrescos o el alcohol. De igual manera, a la hora de cocinar, evitar las grasas, como la mantequilla o la manteca de cerdo, así como los condimentos calóricos.

    Aprovechando la pérdida de peso hay que realizar ejercicio físico, para tonificar y reforzar las zonas más conflictivas. Combina la dieta con ejercicio aeróbico, desde andar a saltar a la cuerda o la natación.

    También te puede interesar la dieta para perder peso con un cuerpo pera.

    796

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AdelgazanteDietasPerder PesoProteinasAdelgazar por zonasConsejos DietasKilos de más

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares