Navidad 2016

La muerte de Adolfo Suárez es “inminente, no más de 48 horas” [FOTOS]

La muerte de Adolfo Suárez es “inminente, no más de 48 horas” [FOTOS]

La muerte de Adolfo Suárez es "inminente, no más de 48 horas". El propio hijo del expresidente del Gobierno ha anunciado que la muerte de su padres "es inminente". El abulense, que fue ingresado el pasado lunes por una infección respiratoria, es el político más importante en la transición democrática de España.

por en Dietas
Última actualización:

    El expresidente del Gobierno Adolfo Suárez está a punto de fallecer. Así de rotundo se ha mostrado su hijo Adolfo Suárez Illana en una rueda de prensa que ha ofrecido para anunciar que la muerte de su padre está muy cerca. “Es inminente, no más de 48 horas”, afirmó con rotundidez. Al final, el abulense de 82 años ha visto como la enfermedad del alzheimer está a punto de acabar con su vida. Lo peor de todo, es que uno de los políticos más queridos por el pueblo, y figura esencial en la Transición Española no se acuerda de lo que fue.

    Adolfo Suárez, el presidente que nos guió a la democracia, está a punto de morir. Así lo ha comunicado Adolfo Suárez Illana, hijo del ex presidente, que convocó a los medios de comunicación esta mañana en la clínica Cemtro de Madrid para informar del estado de salud de su padre, que fue ingresado el pasado lunes por una infección respiratoria.

    Primero quiso agradecer a los medios por «lo bien que se han portado con la familia siempre». Sin embargo, pronto comenzó con las malas noticias. «Pese a la mejoría que había, la enfermedad neurológica de mi padre ha avanzado mucho y el desenlace es inminente, el horizonte temporal que nos planteamos no supera las 48 horas”. De esta manera, su propio hijo anuncia que el desenlace será fatal en las próximas horas, aunque ha querido puntualizar, eso sí, que “está en manos de Dios”. Además, Adolfo Suárez Illana ha sacado fuerzas para recordar que “en la enfermedad también hay alegría si uno la sabe buscar”.


    Suárez fue el hombre clave de la transición española, del paso de la dictadura a la democracia, desde que fue nombrado presidente del Gobierno en 1976 por el Rey Juan Carlos I, con el que ha mantenido una relación excelente. Ahora aguarda la muerte rodeado de su familia y sin perder ni la sonrisa ni su «mirada picarona», tal y como expreso su hijo.

    Hijo de Hipólito Suárez Guerra y Herminia González Prados, Adolfo Suárez nació en Cebreros por decisión de su madre, pues allí tenía ésta sus raíces familiares. Sin embargo, su residencia ya estaba establecida en Ávila, donde el matrimonio se trasladó poco tiempo después de casarse. Tuvo además cuatro hermanos: Hipólito, María del Carmen (casada con Aurelio Delgado), Ricardo y José María.

    Licenciado en Derecho, participó desde muy joven en la vida política, siempre de la mano de Fernando Herrero Tejedor, considerado uno de los «reformistas» del régimen franquista. Vinculado a Televisión Española desde 1964, en 1969 fue nombrado director general, cargo que ocupó hasta 1973. Fue además gobernador civil de Segovia (1968) y procurador de representación familiar por Ávila en la IX y X legislaturas de las Cortes Orgánicas.

    El 15 de junio de 1977, por primera vez en España desde 1936, se celebraron elecciones generales . En esa ocasión, Adolfo Suárez se alzó como vencedor, al frente de un conglomerado de formaciones de centro, aglutinadas en torno a su persona, bajo las siglas UCD (Unión de Centro Democrático). Se convertía así en la persona más importante de la transición española.


    El 3 de marzo de 1979, Adolfo Suárez ganó por segunda vez unas elecciones generales, e iniciaba su tercer mandato como presidente del Gobierno Sin embargo, roces internos, y el avance del socialismo provocó que tuviera que dimitir. En 2003, con motivo de la candidatura de su hijo, Adolfo Suárez Illana, a presidente de Castilla-La Mancha por el Partido Popular, Suárez hizo su última aparición pública, en Albacete, para apoyar esta candidatura. Desde entonces, no volvió a aparecer públicamente debido a su estado de salud. Fue precisamente su hijo Adolfo quien en mayo de 2005, en un programa de televisión hizo público que el ex presidente padecía la enfermedad de Alzheimer, desde hacía dos años, por lo que ni siquiera recordaba haber sido Presidente del Gobierno y no reconocía a nadie, respondiendo únicamente a estímulos afectivos.

    Sin embargo, la palabra maldita que ha marcado su vida es la de cáncer. Tanto su mujer María Amparo Illana Elórtegui, como su hija mayor, María Amparo (Marian) Suárez Illana, abogada, padecieron y murieron de cáncer. Otra de las hijas de Suárez, Sonsoles Suárez, presentadora de televisión, también ha sufrido cáncer, pero ganó la batalla. Además tiene otros tres hijos: Adolfo, Laura y Javier.

    Pocas horas de vida le quedan a un político muy querido, de los que no quedan, que era capaz de escuchar al pueblo, y de dimitir si pensaba que las cosas que estaba haciendo no ayudarían a su país.

    1012

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares