Navidad 2016

Ojos: Vitaminas para una buena visión

Ojos: Vitaminas para una buena visión

Ojos: Vitaminas para una buena visión. La alimentación también juega un papel esencial en la salud de nuestros ojos, especialmente sensibles a las carencias de nutrientes esenciales. Entre ellos, las vitaminas, de las cuales no pueden faltar en nuestra dieta la vitamina A, C y E.

por en Antioxidantes, Dieta Equilibrada, Dietas, Principios Nutritivos, Vitaminas, Alimentación Equilibrada, Consejos Dietas, Ojos
Última actualización:

    vitaminas ojos

    Ojos: Vitaminas para una buena visión. Unos hábitos saludables y una alimentación equilibrada son uno de los mejores aliados para el cuidado de nuestros ojos, los cuales, aunque pueda parecer lo contrario, son muy sensibles y pueden padecer las consecuencias de una dieta desequilibrada. La carencias de nutrientes proteínicos y una dieta baja, especialmente en vitamina A, pueden provocar, entre otros, lesiones en la córnea y en la conjuntiva. De ahí la importancia de revisar nuestra dieta y corroborar que, efectivamente, estamos ingiriendo los nutrientes esenciales, y entre ellos las vitaminas, las cuales como veremos juegan un papel esencial para conseguir tener una buena visión.


    ¿Cuáles son las vitaminas más beneficiosas para la salud de nuestros ojos y para preservar nuestra visión? Las vitaminas A, C y E. Veamos cuáles son exactamente sus propiedades y los beneficios que nos reportan, partiendo de la premisa de que una alimentación equilibrada y sana es la mejor manera de prevenir problemas de salud.


    También conocida como retinol por su acción directa sobre la retina del ojo. Para favorecer el metabolismo y la absorción de esta vitamina es aconsejable tomarla junto a alimentos ricos en vitamina E. Por ejemplo, el melocotón es una de las frutas ricas en vitamina A. Los metabolitos de esta vitamina se combinan con ciertas proteínas para producir los pigmentos visuales que permiten al ojo ajustar los niveles de luz. Precisamente, la carencia de esta vitamina puede acarrear problemas de ceguera nocturna, caracterizada por la dificultad para distinguir las formas en la oscuridad.

    Cuando el déficit es muy severo pueden aparecer úlceras oculares.

    Las principales fuentes de vitamina A son las hortalizas (especialmente las zanahorias) y verduras de hojas verdes, frutas amarillas y anaranjadas (melocotón, albaricoque, mango, melón), tomates, pescado, queso y aceite de hígado de pescado.


    La vitamina C ayuda a estimular nuestro sistema inmunitario, influye en la regeneración de las capas epiteliales o mucosas de las vías respiratorias y es un antioxidante de primera. Entre los alimentos más ricos en vitamina C podemos citar la frambuesa, cebolla, hortalizas de hojas verdes, tomates, cítricos (naranjas y limones) y pomelos.


    Es un potente antioxidante que ayuda a retrasar los efectos del envejecimiento. Entre los alimentos más ricos en vitamina E y que no deberían de faltar en nuestra dieta podemos citar los aceites vegetales, el germen de trigo, frutos secos, legumbres y hortalizas (sobre todo las de hoja ancha).


    Además de cuidar nuestra alimentación hay otra serie de recomendaciones que podemos seguir para garantizar la correcta salud de nuestros ojos. Así, entre otros hábitos saludables, debemos sentarnos correctamente para leer o escribir (a 40 centímetros de los ojos), iluminar el lugar donde enfocamos la visión, procurar trabajar o leer en estancias aireadas y donde haya una temperatura adecuada, evitar trabajos que obliguen a una visión de cerca durante más de media hora (hacer descansos cada cinco minutos) o no respetar las horas de sueño. Si usamos gafas, mantenerlas siempre limpias y protegidas para evitar rayones.

    748

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AntioxidantesDieta EquilibradaDietasPrincipios NutritivosVitaminasAlimentación EquilibradaConsejos DietasOjos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares