Pan casero: Beneficios del pan hecho en casa

Comer pan casero puede traer muchos beneficios a largo plazo, incluso te puede ayudar a adelgazar. Te contamos cuáles son los beneficios del pan hecho en casa.

por , il

    Pan casero: Beneficios del pan hecho en casa

    La mayoría de los panes que compramos en panaderías y supermercados están hechos con harinas blancas, ingredientes químicos y no siempre de la mejor calidad. Además, muchos de ellos contienen grandes cantidades de azúcares e hidratos simples que pueden ser perjudiciales para nuestro organismo, además de fomentar que ganemos peso. Por eso, el pan casero es una alternativa saludable que te permitirá comer pan controlando cada uno de los ingredientes que comes.

    Beneficios del pan hecho en casa

    • Uno de los beneficios principales es que controlas los ingredientes del pan, por lo que puedes crear panes con cereales integrales, sin azúcares añadidos y con hidratos complejos, lo que te ayudará a tener una dieta saludable o incluso perder peso. De hecho, el consumo moderado de pan casero puede ayudar a adelgazar al sustituirlo por los panes habituales. Además, es ideal para evitar la tumba metabólica en el caso de estar en proceso de una dieta, siempre y cuando los ingredientes del pan sean de grano entero.
    • Al hacer pan casero puedes jugar con las texturas y sabores del pan, de modo que se adapte mejor a tus gustos, incluyendo alimentos naturales y beneficiosos para la salud, como semillas de lino, sésamo o semillas de chía o incluso incorporar verduras como ajo, cebolla o pimientos.
    • Puedes utilizar ingredientes de alta calidad, como harinas orgánicas, lo que siempre es mejor para tu dieta. Además, evitarás ingredientes que pueden poner el riesgo para tu salud, como conservantes o azúcares artificiales usados en repostería.
    • Otro de los beneficios principales es que puedes hacer pan en función de tus necesidades nutricionales o de acuerdo con algún problema de salud. Por ejemplo, si eres diabética, puedes utilizar harinas integrales que no generan hidratos simples y glucosa en sangre, como el centeno. Si eres intolerante o alérgica al gluten, puedes hacer tu pan con algún sustituto sin gluten de la harina.
    • Además, comer pan casero ayuda con los problemas de estreñimiento si haces el pan con ingredientes integrales ya que tu tracto intestinal mejorará gracias a la ingestión de fibras.
    • Por último, los panes caseros son ideales para dietas vegetarianas, ya que te aseguras de que ningún ingrediente provenga de origen animal. Si además eres vegano, puedes hacer pan casero sin huevo.

    Así que ya sabes, incorpora pan casero en tu dieta y tu organismo te lo agradecerá en todos los niveles. Y si quieres animarte, te dejamos la receta para hacer pan casero .

    También te puede interesar: Pan morado: ¿el nuevo superalimento? y Salud cardiovascular: Pan cada día