Navidad 2016

Patatas fritas: ¿Cómo hacerlas bajas en calorías?

Patatas fritas: ¿Cómo hacerlas bajas en calorías?

¿Por qué renunciar a comer patatas fritas? Ya no tienes por qué hacerlo, y es que podemos preparar unas sabrosas patatas bajas en calorías. ¿Cómo hacerlas? Te lo contamos.

por en Calorías, Dieta Equilibrada, Dietas, alimentación sana, Consejos Dietas, Patatas fritas
Última actualización:
    Patatas fritas: ¿Cómo hacerlas bajas en calorías?

    A las patatas fritas las persigue la mala reputación al ser consideradas uno de los alimentos más calóricos y de los que no debemos abusar, no tanto por la patata en sí, sino por la cantidad de grasas que absorben al freírlas en aceite y por las salsas, como mayonesa, con las que solemos acompañarlas. Al echarlas en la freidora, las patatas pierden agua por evaporación, y absorben aceite. La patata cruda o cocida, por ejemplo, apenas tiene 80 kilocalorías por cada cien gramos, mientras que las patatas fritas de bolsa, en función del aceite empleado, puede superar las 500. Pero, aunque estés a dieta, puedes concederte un capricho para elevar tu estado de ánimo y preparar tú misma unas ricas patatas fritas más bajas en calorías. ¿Cómo? La respuesta está en su preparación. Tan sencillo como hacer las patatas al horno.

    Si hacemos las patatas al horno, no solo ganaremos en sabor y textura, sino que reduciremos las calorías y grasas del aceite al freírlas. Es tan sencillo como pelar las patatas y cortarlas en tiras. Mientras, precalentamos el horno a una temperatura de 200 grados centígrados. Podemos rociarlas con un chorrito de aceite de oliva antes de meterlas en el horno (baja la temperatura a 180 grados). Las dejamos durante unos 30 minutos, vigilando que no se quemen. Y listas para tomar.

    Otra opción para reducir la cantidad de grasa de las patatas fritas es pasarlas previamente por la sartén con un poco de aceite, y después terminar de hacerlas en el horno. Siempre que las hagamos fritas, las dejaremos reposar en papel absorbente. El aceite más recomendable es el de oliva, ya que resiste mejor las altas temperaturas y el que menos impregna las pastatas.

    En lugar de las tradicionales y calóricas salsas que añadimos a las patatas fritas, podemos optar por añadir un poco de orégano o perejil picado por encima. También tenemos la opción de aligerar la mayonesa. Mezclando una cucharada de mayonesa baja en calorías, con otra de yogur natural desnatado, zumo de limón, sal y pimienta, obtendrás una salsa con menos calorías y menos aporte graso por gramo de producto. ¿Estás intentando perder peso? Entonces, incluye esta salsa en sustitución de otro alimento -como el aceite de oliva, por ejemplo- en ensaladas, platos de verdura…

    Otro truco de cocina para aligerar la mayonesa es sustituir la mitad del aceite empleado para su elaboración por yogur o por queso fresco para untar. Te ahorrarás un buen número de calorías, ya que el aceite es grasa en más del 99% de su composición, mientras que el porcentaje lipídico del yogur es de un 3% y el del queso para untar de un 30%.

    También te puede interesar: ¿Cuántas calorías tiene un kebab? y descubre cómo controlar las porciones de los alimentos con más calorías.

    590

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CaloríasDieta EquilibradaDietasalimentación sanaConsejos DietasPatatas fritas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares