Perder peso en invierno: consejos para mantener la línea, incluso cuando hace frío

Perder peso en invierno: consejos para mantener la línea, incluso cuando hace frío

¿Sabías que el frío puede hacernos ganar peso? Toma nota de los consejos que te ayudarán a mantener la línea, incluso cuando bajan las temperaturas.

por en Adelgazante, Dieta Equilibrada, Dietas, Perder Peso, Peso Ideal, Adelgazar, Consejos Dietas
Ultimo aggiornamento:

    Después de los esfuerzos del verano por mantener la línea, el cambio de estación y, en particular la llegada del frío, pueden hacernos dar al traste con la dieta. En invierno no solo tendemos a comer más, sino que al llevar más prendas (suéteres y abrigos) que disimulan los kilitos de más, tendemos a caer con más asiduidad en las tentaciones. Sin embargo, el frío no tiene que ser un enemigo de nuestro peso, sino todo lo contrario. Es cierto que el cuerpo necesita más calorías en invierno para combatir el frío, pero eso no quiere decir que debamos cometer más excesos de los debidos ni desequilibrar la alimentación con alternativas demasiado calóricas. Vamos a ver algunos consejos para lucir incluso en invierno una línea envidiable.

    En una tarde aburrida en casa viendo la televisión o en una noche fría y lluviosa, es muy difícil controlar el hambre. Abrir la nevera y el armario donde guardamos las galletas, dulces y otros snacks puede ser una tentación a la que es fácil sucumbir. Para evitarlo, es mejor tener snacks y tentempiés saludables a mano, bajos en calorías, en lugar de las patatas fritas y los refrescos que engordan más.

    En verano nos apetece mucho más salir a caminar para quemar las calorías de la comida o cena fuera de casa; sin embargo, con la llegada del frío nos entra la pereza de salir a la calle, pero eso no quiere decir que tengamos que renunciar a las salidas. Sino que se trata de elegir un menú adecuado, empezando por una sopa, caliente y rica en fibra, que ayudarán a limpiar el estómago y nos ayudará a comer menos, ya que es saciante.

    No te olvides de beber agua, incluso en invierno: al menos un litro al día, y aprovecha el frío para beber mucho té.

    Si en verano las ensaladas son las protagonistas de la dieta, en invierno nuestro cuerpo requiere platos más sustanciales. Limita los excesos de grasas y opta por recetas saludables y con alimentos naturales y de temporada. La forma más saludable de cocinar, al vapor, al horno o a la plancha.

    Cada receta también, incluso las más calóricas, tienen su variante baja en calorías. Por ejemplo, con la pasta y las legumbres, podemos utilizar jamón de york en lugar de grasa de tocino; o preparar las berenjenas a la parrilla o al horno en lugar de freírlas. Recuerda que no hay que saltarse las comidas: 5 al día, incluyendo desayuno y merienda. ¿En invierno no te puedes resistir al dulce? Elige los menos calorías: pan integral y mermelada o fruta o yogur natural.

    Incluso si no eres aficionado al esquí y otros deportes de invierno, no hay que renunciar a la práctica regular de ejercicio físico, un hábito esencial para mantener nuestra salud y bienestar. Los gimnasios te ofrecen todo tipo de cursos, y también tienes la opción de hacer gimnasia en casa, subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor, ir a pie para hacer las compras, no irte a la cama inmediatamente después de la cena…

    También te puede interesar: Adelgazar: Trampas del frío que suman kilos y descubre la dieta de invierno para adelgazar: Pasos a seguir.

    740

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AdelgazanteDieta EquilibradaDietasPerder PesoPeso IdealAdelgazarConsejos Dietas Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares