Perder peso: Evita dar al traste con tu dieta

Perder peso: Evita dar al traste con la dieta. ¿Por qué nos cuesta adelgazar?, ¿por qué no conseguimos los resultados esperados pese a seguir las pautas dietéticas? La respuesta no siempre está en la propia dieta, sino en los hábitos o en los alimentos, sobre todo los del picoteo. Hábitos como dormir poco, no respetar los horarios de las comidas o abusar de los alimentos light pueden dar al traste con la dieta.

por , il

    adelgazar consejos

    Perder peso: Evita dar al traste con tu dieta. Cuando nos proponemos perder los kilos de más, además de vigilar la dieta en sí, también que prestar atención a una serie de hábitos o alimentos que pueden ser la causa de que la báscula, pese a que cumplimos a rajatabla todas las pautas de la dieta de adelgazamiento, permanezca inalterable. Hábitos como dormir poco o no respetar los horarios de las comidas y alimentos como los catalogados como light y que, aunque es cierto que son bajos en calorías, el recorte solo es el del 30%, por lo que deben tomarse como sustitutos y dentro de la dieta.

    ¿Por qué no adelgazo? La respuesta a la pregunta no tiene por qué estar en la dieta, sino en los hábitos que seguimos, por ejemplo, el de saltarnos los horarios de las comidas y que, además de desestabilizar nuestro metabolismo, también desequilibra la dieta. Si queremos perder peso hay que identificar cuáles son los hábitos o alimentos que pueden contrarrestar nuestros esfuerzos. Ya hemos apuntado uno, la importancia de planificar los horarios de las comidas. Algunos estudios incluso han apuntado que comer antes de las tres adelgaza más que hacerlo después de esa hora. Pero hay cuestiones a tener en cuenta.

    • ¿Los productos light no tienen calorías? Sí, sí tienen, aunque en menor cantidad, por lo que no se debe abusar de su consumo. Se deben tomar como sustitutos, por ejemplo del postre, y siempre dentro de la dieta establecida.
    • Cuidado con el azúcar oculto y que puede aportarnos calorías vacías. La lactosa, la glucosa o la fructosa suelen estar presentes en refrescos y helados, aunque lleven la etiqueta de light.
    • El descanso, esencial. Dormir entre siete y ocho horas al día. Dormir poco disminuye la capacidad del organismo para quemar calorías. Además, la falta de descanso provoca cambios en el metabolismo, entre ellos, la alteración de las hormonas que regulan el apetito, haciéndonos sentir más hambre.
    • Evita el estrés. Tanto el estrés como la ansiedad pueden estar detrás de las conductas compulsivas con la comida. De hecho, la comida es una alternativa a la que recurrimos con frecuencia cuando nos asalta el estrés. Si no podemos evitarlo, para eludir las tentaciones como el chocolate, lo mejor es tener a mano alimentos como fruta fresca, zumo natural o yogur desnatado.
    • Comer sin prisa y sin preocupaciones. De igual manera que debemos planificar los horarios de las comidas, debemos dedicarle toda la atención y no sentarnos a comer viendo la televisión o leyendo. Distraer la atención del plato puede hacer que comamos más de lo que necesitamos. Hay que masticar y degustar bien cada bocado. Y, sobre todo, hay que evitar las discusiones y las preocupaciones en la mesa.

    Hinchazón abdominal y kilos de más

    Tanto los problemas de estreñimiento como la retención premenstrual pueden provocar hinchazón y, a su vez, traducirse en algún kilo de más. En este caso, es aconsejable aumentar la ingesta de agua, el consumo de fibra y, en los días previos al periodo, evitar el consumo de bebidas estimulantes como el café.