Piel grasa y puntos negros: Dieta para combatirlos

Una dieta equilibrada puede ser el factor fundamental para evitar la aparición de acné y puntos negros. Te lo contamos en EllaHoy.

por , il

    Piel grasa y puntos negros: Dieta para combatirlos

    Puntos negros, acné o manchas son algunas de las imperfecciones que pueden aparecer en la piel, estropeándola y perdiendo luminosidad natural. Una dieta adecuada es la mejor aliada para combatirlas y evitar su aparición. Una dieta en la que no pueden faltar los alimentos ricos en vitaminas, ya que cada una de ellas ayuda a mantener sana nuestra piel, además de acelerar la cicatrización de heridas y proteger contra las infecciones. Por eso hoy te contamos cuáles son los alimentos a evitar y cuáles los que ayudan a prevenir las imperfecciones de la piel.

    Alimentos que combaten los puntos negros y la piel grasa

    Entre los consejos dietéticos, y alimentos a elegir, para mejorar la salud y el cuidado de la piel, se incluyen los siguientes:

    • Frutas y verduras: kiwi, peras, naranjas, espárragos, judías verdes, zanahorias, tomates y coles son ricas en vitaminas A y C.
    • Yogur y fermentos lácteos: ayudan a regular la flora intestinal. Deben ser naturales, sin azúcar añadidos y ricos en probióticos.
    • Consumir cereales integrales, ricos en fibra, como la cebada y el trigo.
    • Tomar, al menos, dos o tres veces a la semana legumbres y pescado. El omega 3 ayuda a combatir los efectos de los radicales libres.
    • Conviene tomar al menos 6 vasos de agua al día para mantener la adecuada hidratación y evitar la retención de toxinas.
    • Al contrario de lo que se suele creer puedes comer chocolate, pero ha de ser puro. Es importante que revises las etiquetas del chocolate antes de comprarlo, para asegurarte de que no contiene lácteos ni azúcares en exceso.

    Alimentos que favorecen la piel grasa y la aparición de puntos negros

    Algunos alimentos, cuando se consumen en exceso, estimulan la producción de aceite de la piel. La acumulación de sebo obstruye los poros y estimula el desarrollo de puntos negros y espinillas. Los alimentos a evitar son:

    • Alimentos con azúcar añadido. Es decir, cualquier alimento que contenga alguno de los tipos de azúcares existentes en el mercado.
    • Alimentos grasos, como carnes fritas o patatas fritas.
    • Lácteos: en general los lácteos no se recomiendan para pieles grasas, excepto los que contienen probióticos como el yogur natural orgánico, debido a que contienen muchos precursores hormonales que alteran la piel. Si decides suprimir los lácteos de tu dieta, debes sustituirlos por alimentos que contienen calcio, como las legumbres, el sésamo o los frutos secos.
    • Carbohidratos con alto índice glucémico, como harinas refinadas, bollería, pan blanco, pasta refinada, dulces y azúcares.
    • Aceites calentados y mantequilla. Puedes consumir aceite de oliva crudo, ya que ayudará a mantener tu piel en buen estado.
    • Alimentos que contienen grasas trans, como la margarina.
    • Abusar de la sal o de alimentos ricos en sal (embutidos…).
    • Abusar de las bebidas alcohólicas.
    • Alimentos demasiado picantes.
    • Zumos y bebidas con alto contenido en azúcar y sacarosa. Mejor opta por los zumos de frutas naturales.
    • Chocolate con leche y caramelo.

    No solo la alimentación influye en la piel, también el estilo de vida. Además de seguir una dieta saludable hay otros factores a tener en cuenta, ya que pueden afectar de la misma manera a la salud de la piel. Factores como el exceso de exposición al sol, el tabaquismo o la contaminación. Antes de ir a la cama conviene lavar la cara a fondo y eliminar cualquier resto de maquillaje; a continuación, aplicar una buena crema hidratante (crema especial para cada tipo de piel). Durante el día también es bueno aplicar una capa de crema hidratante para proteger la piel del sol, del viento o de la contaminación.

    También te puede interesar: Dieta para la piel: nutrientes esenciales, Remedios naturales para eliminar el brillo de la piel y Acné a los 40: alimentos que perjudican.