Navidad 2016

Pierde una talla en un mes sin hacer sacrificios

Pierde una talla en un mes sin hacer sacrificios

Pierde una talla en un mes sin hacer sacrificios. Olvídate de los kilitos de más que has ganado sin darte cuenta y pon en práctica estos sencillos consejos. La báscula será la primera en notar los resultados.

por en Adelgazante, Dietas, Perder Peso, Peso Ideal, Adelgazar comiendo, Consejos Dietas, Kilos de más, Peso
Última actualización:

    perder una talla en un mes

    ¿Cuál es el secreto para combatir los kilos de más y, sin hacer sacrificios, perder una talla en un mes? Te contamos las claves para ganar la batalla a la báscula y recuperar la figura. Claves que, además de reducir peso, te ayudarán a mejorar tu estado de salud. ¿Te apuntas?


    Seguir una dieta estricta en calorías no siempre es la solución a los kilitos de más que hemos ganado sin apenas darnos cuenta. Alimentarse de forma sana y equilibrada, hacer ejercicio físico y evitar las tentaciones son las premisas básicas para combatir el aumento de peso, y sin hacer grandes sacrificios.


    ¿Es posible perder una talla en un mes? Sí, y sin grandes sacrificios. Tan solo hay que tener constancia y modificar algunos hábitos. Y es que, en más de una ocasión, es suficiente con depurar el organismo para eliminar esos dos o tres kilos de más que se han acoplado a nuestra figura. Vamos a ver, a continuación, las claves para bajar de talla. Tu báscula será la primera en notarlo. Tomamos nota:

    1. Comer fruta entre horas: La fruta es uno de los mejores aliados para eliminar las toxinas del organismo. En lugar de comer fruta después de las comidas, hazlo a media mañana y a media tarde. Con el estómago vacío se absorben mejor los nutrientes y esto hace que aumente su capacidad depurativa. Siempre que sea posible, comer la fruta con piel y entera (en lugar de en zumo).
    2. Beber 8 vasos de agua al día: La hidratación es fundamental para mantener el peso ideal. Además hay que procurar que en nuestra dieta no falten los alimentos ricos en agua, como las frutas y verduras, ya que nos ayudarán a perder peso sin mayores esfuerzos. El agua, además de eliminar las toxinas, es saciante.
    3. Alimentos frescos, más ligeros: Los alimentos frescos son más ligeros, tienen menos calorías que los envasados.
    4. Sustituye el café por las infusiones depurativas: Procura reducir el número de cafés que tomas al día, optando mejor por infusiones de cola de caballo, té verde, tomillo, diente de león o alcachofa. Si te gusta endulzar las infusiones adelgazantes, evita el azúcar, mejor opta por los edulcorantes bajos en calorías o por una cucharadita de miel.
    5. Planificar los menús: Es aconsejable organizar los menús, ya que las prisas a la hora de preparar las comidas nos puede llegar a ingerir alimentos más calóricos (comida rápida o precocinada, por ejemplo). En las comidas principales del día es fundamental que todos los nutrientes guarden la misma proporción: un 60% de verduras, un 20% de hidratos de carbono (arroz, pasta integral y pan) y un 20% de proteínas de calidad (pescado, carne de ave, huevos).
    6. Cocinar de forma ligera: Adiós a los fritos, sofritos y rebozados.

      Preparar los alimentos al horno, al vapor o a la plancha no solo es más saludable, sino que es la manera más rápida de ahorrar un puñado de calorías.

    7. Sustituye la carne por el pescado: Aunque la carne es un alimento nutritivo, cuando se trata de carnes rojas y procesadas puede llenarnos el cuerpo de toxinas. Siempre que sea posible, sustituye la carne por pescado, más ligero y saludable, y opta por la carne de ave.
    8. Introduce desnatados en tu dieta: Los lácteos, además de nutritivos, son calóricos y ricos en grasas saturadas. Sustituye la leche y el yogur enteros por desnatados y empieza a probar otros alimentos nuevos, como el tofu, la leche de soja o de avena.
    9. Reduce el consumo de sal: Busca los mejores sustitutos de la sal y olvídate de la retención de líquidos y del aumento de volumen al que puede conducir un consumo excesivo de sal en la dieta. También hay que evitar, en la medida de lo posible, los alimentos que contienen sal oculta, por ejemplo las conservas, los salazones, los embutidos o los precocinados.
    10. Media hora de paseo al día y adiós al ascensor: No te olvides de practicar deporte. Andar es el ejercicio más sencillo y saludable. Andar 30 minutos al día te ayuda a perder esos kilos de más y a mantenerte en forma. Y en lugar de coger el ascensor, mejor subir y bajar escaleras, un ejercicio sencillo y con el que no tardarás en notar los resultados.


    Los cosméticos reductores ayudan a combatir los centímetros de más de forma localizada. Hay que aplicarlos dos veces al día sobre la piel. Las cremas anticelulíticas eliminan la grasa, reafirman la piel y alisan su superficie. Son perfectas para definir el contorno y mejorar la forma de muslos, glúteos y vientre.

    También te puede interesar: Ensaladas vegetarianas para bajar de peso y los 10 tips para comer sano y no engordar.

    1145

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AdelgazanteDietasPerder PesoPeso IdealAdelgazar comiendoConsejos DietasKilos de másPeso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares