Qué llevar en la bolsa del gimnasio: Lista completa

Si tu bolsa del gimnasio parece una leonera, no te pierdas la lista completa de lo que necesitas llevar para que nunca te falte de nada.

por , il

    Llegas al gimnasio y se te ha olvidado la toalla, o te vas a duchar y no encuentras el champú… Es el resultado de una mala oranización en tu bolsa de gimnasio. Y es que en ocasiones, hacer nuestra bolsa rápidamente porque llegamos tarde a nuestra clase de fitness puede ser incluso más desastroso: ¡imagínate que olvidas las zapatillas! ¿Ya te ha pasado? No sufras más, porque para que siempre lleves lo más importante al gimnasio, hemos preparado una fantástica lista completa con todas las cosas que necesitas llevar en tu bolsa de gimnasio, además de algunos tips de organización. ¡Toma nota!

    Una bolsa preparada

    Una de las cosas fundamentales que debes saber es que necesitas una bolsa preparada para ir al gimnasio. Esto significa que debe ser resistente, con asas cómodas y con compartimentos para que puedas meter tus cosas y organizarlas. Aunque lo ideal es no llevar demasiadas cosas para que no pese demasiado, lo cierto es que necesitarás unos imprescindibles que ocupan espacio, por lo que es importante que sea de un tamaño suficiente para todas tus cosas. Si además, asistes a alguna clase en la que necesitas una esterilla de yoga, una buena solución puede ser unos apliques extras para meter tu esterilla y llevarla cómodamente. Te recomendamos también que sólo lleves el móvil, las llaves y una minicartera con el DNI y el carnet del gimnasio.

    Tus básicos del gimnasio

    Depende del tipo de ejercicio, pero por lo general necesitarás zapatillas de deporte, una toalla pequeña para secarte el sudor y sentarte en las máquinas y si haces alguna actividad que necesite esterilla u otro complemento, también necesitarás llevarlo. Para que ninguna de las cosas se te olviden, te recomendamos que tengas estos productos únicamente para el gimnasio, es decir, usa unas zapatillas especiales que sólo uses para ir al gimnasio y un par de toallas que intercambies mientras lavas la otra. Así siempre recordarás meterlas en tu bolsa de gimnasio.

    Tus básicos de higiene

    Lo ideal es que todos tus básicos de higiene los lleves en un neceser. Debes incluir desodorante y una toallita de la cara para limpiarte el rostro, pues si lo haces con la toalla del sudor generarás mucha suciedad que puede acabar en granitos y poros obstruidos. También no debes olvidarte del cepillo del cabello, un par de gomas del pelo, un bote pequeño de gel antibacterial (nunca está de más usarlo antes y después de tocar las máquinas), tu jabón de limpieza del rostro y tu crema facial. Es importante que cuando acabes tu rutina de entrenamiento te laves bien la cara para evitar que tu piel se estropee. Además, te recomendamos que lleves siempre un paquete de klínex y una compresa sanitaria por si la menstruación te llega sin previo aviso. Y no olvides una muestra de tu colonia favorita.

    Los básicos de la ducha

    En el caso de que te duches en el gimnasio, una toalla limpia no puede faltar. Para que ocupe menos espacio puedes usarla de microfibra: son muy ligeras y absorben bastante bien. Además, deberás llevar unas chanclas para evitar el contagio de hongos. Y, por supuesto, necesitas meter en tu neceser gel, champú, suavizante de ducha y aquellos productos que acostumbres a usar. Para que no lleves tanto peso, trata de meter todos tus productos en botes pequeños de viaje y déjalos siempre en el neceser. Así no se te olvidarán. También necesitarás una bolsa impermeable para meter la toalla y las chanclas mojadas y una bolsa para la ropa sucia. No olvides tu crema corporal, para que tu piel no se reseque y tus productos de belleza habituales. Si deseas salir maquillada, un mini neceser con tus productos de maquillaje imprescindibles y si además deseas secarte el pelo, puedes llevar un minisecador del cabello.

    Agua y algo con azúcar

    Por supuesto no puedes olvidar el agua, fundamental si vas a hacer ejercicio. Así que hazte con una linda botella para llevar al gimnasio y llénala de agua siempre antes de salir. También recomendamos llevar un caramelo o unas uvas pasas, por si tuvieras una bajada de azúcar. No pesa nada y no sabes cuándo te puede hacer falta. ¡Atenta! Con uno basta, no hace falta que lleves un regimiento de dulces.

    Alquila una taquilla

    Por último, si tu gimnasio tiene taquillas, te recomendamos alquilar una. Así podrás tener ahí siempre algunos utensilios imprescindibles como tu neceser y zapatillas. Créenos, ¡te facilitará la vida!