Salir a correr con lluvia o viento: Riesgos y consejos

Muchos runners se preguntan si es aconsejable salir a correr con lluvia y viento. Hoy te contamos qué riesgos existen y los mejores consejos para correr segura.

por , il

    Salir a correr con lluvia o viento: Riesgos y consejos

    Llueve y quieres salir a correr… Pero, ¿será aconsejable? El viento y la lluvia pueden ser factores para hacer que nos quedemos en casa y dejemos de entrenar. Pero si llueve varios días seguidos ¿estás segura de que te quieres quedar en casa? Si eres una runner apasionada estamos seguras de que no será así. Por eso hoy te contamos los riesgos de salir a correr con lluvia o viento y los mejores consejos para hacerlo.

    Riesgos de practicar running con lluvia o viento

    Como seguro imaginarás, los riesgos se relacionan más con la cantidad de lluvia o viento a la que nos enfrentemos. Está claro que ante una tormenta eléctrica o vientos excesivos en los que no podamos controlar nuestros movimientos, lo mejor es que no salgamos a correr. Si quieres entrenar, ese día puedes hacer alguna rutina de ejercicios en casa. Aquí te dejamos algunas: Ejercicios para abdominales oblicuos: Los más efectivos y Rutina full body en casa: Qué es y guía completa.

    Pero si la lluvia o el viento son moderados y soportables, podrás salir a correr tomando algunas precauciones previas que te contaremos a continuación, como hacer las rutas que ya conoces, evitar suelos terrosos o usar reflectantes. No tienes que temer un resfriado. A no ser que ya estés incubando uno, no tienes por qué enfermarte tras una sesión de running bajo la lluvia o con viento, siempre y cuando lleves a cabo estos consejos. ¡Toma nota!

    Consejos para salir a correr con lluvia o viento

    Algunos runners definitivamente no soportan la lluvia, y si les pilla en medio de una carrera, simplemente paran y dejan de hacer ejercicio. Por supuesto es tu elección, pero si no quieres dejar de entrenar o deseas participar en carreras, lo ideal es que continúes corriendo y no te pares por la lluvia. Si sabes que puede llover o ya está lloviendo, podrás salir mucho más preparada para darlo todo. Toma nota de estos consejos que te ayudarán a correr bajo lluvia o viento con seguridad y confianza.

    • El día de lluvia no te pongas metas de esfuerzo. Lo ideal es que hagas una carrera continua que no requiera parones, saltos o movimientos que te pueden hacer resbalar por el agua o desequilibrarte por el viento.
    • Realiza un recorrido conocido y si es posible, con un terreno no terroso, ya que con el agua se puede embarrar y el viento puede hacer que se te meta arena en los ojos. Si es posible, el asfalto en días con malas condiciones metereológicas es la mejor opción. Al ser un terreno poroso, evitará que te resbales.
    • Evita carreteras rápidas. Lo ideal es que en un día así corras en pistas de running o parques, pero si en tu localidad no existen o no tienes acceso a ellas, al menos busca correr en zonas donde los coches no pasen muy deprisa. Será mucho más seguro.
    • Ten en cuenta que el viento y la lluvia quitan visibilidad a los coches en carretera, por lo que llevar un chaleco o bandas reflectantes es una medida de seguridad muy recomendada. También usar ropa clara o de colores llamativos es una buena elección para esos días.
    • No te cargues de demasiada ropa. Con la lluvia mojada la ropa pesa el doble y puede hacer que tu experiencia como runner se vea frustrada. Además, al poco tiempo entrarás en calor y si te abrigas en exceso después no sabrás qué hacer con tantas capas. Lo más importante es que tu tripa y tu cabeza estén abrigadas, por lo que para este tipo de situaciones climatológicas puedes usar una camiseta térmica y un chubasquero o un cortavientos, que no dejan pasar el agua en el interior de tu torso o minimizan el impacto del viento. Si hace mucho frío, protege también tu garganta para evitar que te enfermes y usa una bandana técnica para cubrir tu cabeza ya que por ahí se pierde mucho calor corporal. Podrás encontrar buenos ejemplos en Moda deportiva: Looks para ir a correr con lluvia o viento
    • En el caso de salir a correr con lluvia, usa unas zapatillas impermeables para correr. Si no tienes, elige las que mejor suela de agarre tengan, esencial para evitar resbalones y lesiones bajo la lluvia. Para que no te salgan ampollas al mojarse tus pies, usa más vaselina de lo habitual en las zonas de los tobillos o zonas sensibles de tu pie. También puedes aplicar vaselina en axilas o pezones, para evitar el roce excesivo con la ropa mojada, en el caso de que no uses chubasquero.
    • Tu visibilidad debe ser tu prioridad para correr con confianza y seguridad, por eso protégete con gorra o visera en el caso de lluvia o con gafas de running en el caso de viento. Evitarás que el agua y partículas de polvo entren en tus ojos.
    • Calienta y estira en un lugar seco y cálido. Lo mejor es que tu calentamiento y estiramiento tras la carrera los hagas dentro de casa, o en su defecto, en un lugar seco y lo más cálido posible.
    • No olvides hidratarte en todo momento, igual que lo haces en los días sin lluvia. Aunque estés rodeada de agua, eso no significa que no sudes y pierdas líquidos de la misma manera. Además, puedes hacer tu bebida isotónica casera para recuperar electrolitos
    • Protege tus aparatos electrónicos y llaves en una bolsa impermeable. Si sueles salir a correr con música, usa unos cascos impermeables. Si no tienes, deberás taparlos con una capucha. No recomendamos arriesgarse a mojarlos, pues puedes exponerte a una descarga eléctrica o hacer que se echen a perder.
    • En cuanto llegues a casa, sécate y date una ducha caliente. Además, es recomendable calentar el cuerpo con una bebida caliente, como un té de hierbas.
    • Al terminar tu entrenamiento de running, seca tus zapatillas con papel de estraza y talco, para que la humedad se absorba lo antes posible.
    • Disfruta de correr en diferentes condiciones climatológicas. Puedes llegar a sentir experiencias nuevas que nunca habías conocido y mejorar tu rendimiento como runner. Deja el miedo a lo desconocido a un lado y busca una actitud de motivación interna que te hará mucho más fuerte y segura de tí misma.

    También te puede interesar: Consejos para preparar una media maratón y Correr con frío: Consejos para salir a correr en invierno