Navidad 2016

Salud digestiva: El semáforo del bienestar

Salud digestiva: El semáforo del bienestar

Salud digestiva: El semáforo del bienestar. Identificar nuestros hábitos es esencial para saber si son los recomendables o estamos poniendo en riesgo nuestra salud digestiva. La dieta y alimentación juegan un papel esencial, como el tomar cinco piezas de fruta y verduras al día, cereales integrales y bífidus. La hidratación, esencial, al igual que practicar ejercicio físico y no fumar. Más del 75% de la población se estima que padece en algún momento molestias o problemas digestivos, con el estreñimiento o la sensación de hinchazón como los más frecuentes.

por en Dietas, Digestión Pesada, Estreñimiento, Obesidad, Alimentación Equilibrada, alimentación sana, Consejos Dietas, Intestino
Última actualización:

    salud digestiva

    Salud digestiva: El semáforo del bienestar. Tus hábitos son una señal inequívoca de tu bienestar digestivo. La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) nos aporta una curiosa herramienta que, basándose en los colores, nos ayuda a identificar si nuestros hábitos (dieta y alimentación, ejercicio físico, peso, horarios de comidas, entre otros) son saludables y correctos para el cuidado de la salud digestiva o, por el contrario, constituyen un factor de riesgos de molestias o trastornos.


    Más del 75% de la población, según datos de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), padece en algún momento molestias o trastornos digestivos, con la sensación de hinchazón, dolor abdominal y estreñimiento como los frecuentes.

    La alimentación, acompañada de otros hábitos saludables como la práctica de ejercicio físico o el no fumar, son esenciales para preservar y proteger nuestra salud digestiva. ¿Cómo saber si nuestros hábitos son los correctos? El semáforo del bienestar, una herramienta diseñada por la FEAD y el Programa NUSA, nos da las claves a través de los colores rojo, naranja y verde. Colores para identificar si nuestros hábitos son los adecuados y que, al mismo tiempo, es una sencilla herramienta didáctica para aprender a cuidarnos.


    La alimentación, el peso, los horarios de las comidas o la práctica de ejercicio físico son algunos de los hábitos que identifica el semaforo del bienestar. Si seguimos la mayoría de las recomendaciones saludables, estaremos en el bloque de color verde. Por su parte, el color naranja indica que solo seguimos una parte y que, por tanto, debemos mejorar algunos hábitos y el color rojo nos indica que debemos prestar más atención a nuestra salud y consultar a nuestro médico por si hábitos como una alimentación desequilibrada y el sedentarismo están poniendo en riesgo nuestra salud.

    ¿De qué color es tu bienestar digestivo? El color verde de la salud digestiva es, siguiendo las recomendaciones médicas de los especialistas en nutrición y salud digestiva de la FEAD, sinónimo de una alimentación equilibrada y variada y que, entre otros, incluya el consumo de cinco piezas de frutas y verduras al día y cereales integrales. Alimentación en la que también es im portante incluir leches fermentadas ricas en bífidobacterias para mejorar la salud digestiva. Fundamental, la hidratación, beber al menos litro y medio de agua al día.

    Tan importante como la alimentación son otros hábitos como el mantener unos horarios regulares de comidas, practicar ejercicio físico (al menos media hora al día), ir al WC de manera regular, no fumar y manter un peso saludable.

    A continuación, puedes descubrir de qué color es tu salud digestiva atendiendo a los colores del semáforo y al tipo de hábitos que sigues:

    • Verde: WC, regular. 5 piezas de frutas y verduras al día, cereales integrales, dos unidades de bífidus al día, regularidad en las comidas, peso estable y práctica de ejercicio diaria (30 minutos). No fumar. Si cumples la mayoría de estas recomendaciones, sigues unos hábitos adecuados para tu bienestar digestivo.
    • Naranja: WC, 3 veces por semana.

      2 piezas de futas y verduras al día y cereales integrales dos veces a la semana. Beber menos de un litro de agua al día y tomar dos unidades de bífidus a la semana. Práctica de ejercicio solo una vez a la semana. Peso inestable y sensación de hinchazón. Tabaco, a veces. El color naranja nos alerta de que debemos mejorar nuestros hábitos siguiendo las recomendaciones del color verde.

    • Rojo: WC, irregular. Dieta pobre y carente de frutas y verdruas o cereales integrales. No tomar bífidus nunca. Beber solo cuando se tiene sed. Irregularidad en los horarios de las comidas. Estrés. Fumar a diario. Tomar laxante. No practicar ejercicio nunca. Padecer problemas de sobrepeso y molestias como sensación de hinchazón a diario. En este caso el rojo es señal de alerta y de que debemos consultar a un médico y especialista porque nuestra salud digestiva necesita atención.

    894

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DietasDigestión PesadaEstreñimientoObesidadAlimentación Equilibradaalimentación sanaConsejos DietasIntestino

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares