Navidad 2016

Sobrepeso: Cómo afrontar la acumulación de grasa

Sobrepeso: Cómo afrontar la acumulación de grasa

Sobrepeso: Cómo afrontar la acumulación de grasa. Caderas, abdomen, glúteos y brazos son las zonas del cuerpo en las que tiende a acumularse la grasa por problemas de sobrepeso. Seguir una dieta hipocalórica planificada, y realizar ejercicio físico, son dos de las premisas para reducir peso y evitar la acumulación de grasa o celulitis.

por en Celulitis, Dietas, Hipocalórica, Obesidad, Zona, Consejos Dietas, Grasa localizada, Peso
Última actualización:
    Sobrepeso: Cómo afrontar la acumulación de grasa

    Sobrepeso: Cómo afrontar la acumulación de grasa. Las personas con sobrepeso presentan, con frecuencia, zonas en las que el exceso de grasa es más acentuado. Caderas, abdomen, glúteos y brazos son generalmente las zonas del cuerpo en las que tienden a aparecer más rápidamente, dando lugar a la celulitis. Un tipo de celulitis que depende directamente del aumento de peso, por lo que para afrontarla, el tratamiento debe incluir una dieta hipocalórica planificada con tu médico o especialista para que la pérdida de peso sea eficaz.


    Una de las complicaciones de los problemas de sobrepeso es la acumulación de grasa en determinadas zonas, como caderas, abdomen, glúteos y brazos. Las células adiposas, al aumentar su volumen, comprimen los vasos sanguíneos, los que impide la correcta circulación de la sangre y la linfa (líquido que recorre los vasos linfáticos). Como consecuencia de ello, el líquido que ocupa el espacio entre las células se estanca y aumenta, lo que empeora la comprensión de los capilares y, por tanto, de la celulitis.

    En estos casos, perder peso nos ayudará a afrontar el problema. Una dieta hipocalórica para reequilibrar el organismo. La alimentación juega un papel fundamental, pero en algunos casos, la pérdida de peso puede afectar más a unas zonas que a otras. Así, suele ser más frecuente perder peso más rápidamente en la cara, pecho y hombros, frente a la pérdida de peso de otras zonas del cuerpo como las caderas, el vientre y los muslos. Zonas en las que la acumulación de grasa o celulitis suele ser más difícil de combatir.

    Por este motivo, es importante compaginar la dieta con la práctica de ejercicio físico, el cual además de ayudarnos a perder peso, también nos ayudará a ir moldeando nuestra figura y fortaleciendo nuestros músculos.

    Andar, como sabemos, es el ejercicio más natural, del que podemos extraer interesantes beneficios. Debemos andar al menos una hora al día, o por el contrario acudir tres veces a la semana al gimnasio.


    Paralelamente, y siempre bajo consejo del especialista, podemos recurrir a tratamientos médico-estéticos, como el linfodrenaje, la mesoterapia o aplicando compresas de algas. Tratamientos que ayudar a bloquear la evolución de la celulitis.

    El linfodrenaje es similar a un masaje que ayuda a eliminar las sustancias de desecho que se estancan entre las células de los tejidos afectados por la celulitis, consiguiendo, entre otros, reducir la hinchazón de las zonas afectadas por la celulitis. Es un tratamiento que no está recomendado en casos de afecciones cardiacas o problemas venosos.

    Por su parte, la mesoterapia es una técnica caracterizada por pequeñas inyecciones locales para combatir la celulitis. Persigue dos objetivos, eliminar la grasa y favorecer la circulación sanguínea.

    Los emplastes o compresas de algas, otro de los posibles tratamientos, favorecen la eliminación de desechos, mejorando el aspecto de la piel. Las algas, al igual que la arcilla, son ricas en principios activos, en oxígeno y en minerales que penetran a través de la dermis superficial, enriqueciéndola. La acción de las sustancias minerales reactiva la circulación y favorece la eliminación de desechos y de las sustancias acumuladas.

    719

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CelulitisDietasHipocalóricaObesidadZonaConsejos DietasGrasa localizadaPeso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares