Navidad 2016

Té en infusión: Tipos y efectos sobre la salud

Té en infusión: Tipos y efectos sobre la salud

Té en infusión: Tipos y efectos sobre la salud. No es una cuestión de sabores, sino de colores. Rojo, verde y negro. Detrás de ellos encontramos múltiples beneficios para nuestra salud. Una taza de té, además de ayudarnos a mantener nuestro peso, también nos ayuda a mejorar nuestra digestión, a depurar nuestro organismo y a mantener activa nuestra concentración y agilidad mental.

por en Antioxidantes, Dietas, Digestión Pesada, Perder Peso, Consejos Dietas, Hierbas adelgazantes, infusiones, Peso
Última actualización:

    te salud

    Té en infusión: Tipos y efectos sobre la salud. En caliente o en frío, el té es una bebida que nos acompaña desde la antigüedad y especialmente apreciada por su contenido en taninos, flavonoides, polifenoles y antioxidantes. Sus efectos positivos sobre la salud son múltiples, como mejorar el rendimiento, la concentración, la circulación sanguínea, las funciones del aparato digestivo y la función renal. ¿Cuál es el tipo de té que necesitas? No es una cuestión de sabor, sino de colores, del negro al rojo y pasando por el verde.


    El té en infusión es prácticamente agua, un 99%. En cien gramos de té –el equivalente a apenas dos calorías- vamos a encontrar pequeñas cantidades de hierro, yodo, calcio y fluor, así como vitaminas del complejo B y folatos. El té también una porción muy pequeña de azúcares, proteínas. Pero no es por esto por lo que es especialmente valorado, sino por otras sustancias. Así, junto a la conocida cafeína, teofilina y teobromina, en una taza de té también vamos a encontrar antioxidantes, flavonovides, taninos y polifenoles, sustancias que influyen de manera positiva en nuestra salud.


    Los colores del té. Té negro, verde y rojo. El té negro es uno de los más consumidos en los países de Occidente. Se obtiene del secado y fermentación de las hojas de la planta, con un contenido de cafeína entre el 2 y el 4%. Entre sus efectos sobre el organismo se incluyen el ayudar a mantenernos activos y alertas, mejorar la hipotensión y los mareos ortostáticos, favorece la diuresis, mejora la circulación sanguínea, reducido el riesgo de Parkinson y mejora los trastornos del aparato digestivo.


    Si nos decantamos por el té verde, el más consumido en Asia, los efectos beneficiosos se traducen en una mejora de la agilidad mental, eleva la presión arterial, reduce los niveles de colesterol y de triglicéridos, ayuda a perder peso y previene las infecciones de papovavirus. El té verde, aunque contiene la misma cantidad de cafeína que el té negro, tiene un sabor más fresco.

    Por su parte, el té rojo –también conocido como pur-erh- procede de China y es el resultado de un largo proceso de fermentación. A diferencia de los otros tés su contenido en cafeína es más bajo. Entre sus efectos positivos sobre nuestro organismo podemos hablar de una disminución de los niveles de grasa, estimula la digestión y la función glandular y beneficia el metabolismo hepático. El té rojo es uno de los aliados de las dietas de adelgazamiento.


    El té verde y el té rojo son dos aliados para perder algo de peso sin mucho esfuerzo. Tal y como hemos señalado, no solo ayudan a depurar el organismo y a favorecer la digestión, sino que su aporte calórico es prácticamente inapreciable, apenas dos calorías por cada cien gramos de té. Para desayunar, toma una taza de té verde, un vaso de leche desnatada, una pieza de fruta y galletas integrales. A media mañana, una taza de té verde, y para después de comer, una taza de té rojo. Para completar el día, y después de cenar, una infusión de hinojo, azahar y melisa.

    750

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AntioxidantesDietasDigestión PesadaPerder PesoConsejos DietasHierbas adelgazantesinfusionesPeso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares