Trucos para quemar grasa mientras duermes

¿Cómo potenciar los efectos adelgazantes del sueño? Consejos sencillos para que tu cuerpo queme más calorías mientras duermes.

por , il - Última actualización

    Trucos para quemar grasa mientras duermes

    ¿Sabías que dormir bien ayuda a adelgazar? La respuesta está en que durante el sueño el organismo produce más leptina (hormona que influye en la sensación de saciedad) y, al mismo tiempo, se reduce la producción de de gerlina, la hormona que despierta el apetito. De hecho, cuando dormimos menos horas o dormimos mal resulta más complicado aplacar el hambre y además solemos caer en las tentaciones calóricas con más facilidad. Esto es debido a que nuestro metabolismo se altera. Según estudio publicado en 2012 sobre cómo afecta la corta duración del sueño a los niveles de glucosa y al control del apetito, dormir solo 4 horas puede hacernos ingerir hasta 300 calorías de más. Pero además de llevar unos horarios regulares de sueño y dormir entre 7-8 horas, hay una serie de consejos que podemos poner en práctica para quemar más grasa mientras dormimos. Te contamos cuáles son.

    Evitar la sal en la cena

    La sal, de por sí, no es el mejor aliado para cuidar el peso y la salud. Conviene ser precavidos con el salero -mejor optar por hierbas y especias que además ayudan a adelgazar, como la cúrcuma, para dar sabor a los platos-, entre otros motivos, porque pueden alterar nuestro descanso y hacernos más proclives a la retención de líquidos. Es mejor tomar una cena ligera, con verduras y frutas.

    Beber un vaso de agua antes de dormir

    La recomendación para adelgazar es aumentar la ingesta de agua, cero calorías y el mejor aliado para desintoxicar. Conviene tomar, al menos, un litro y medio de agua al día (también valen las infusiones y zumos verdes). Antes de dormir, para ayudar al organismo a limpiarse durante la noche, toma un vaso de agua. Haz lo mismo al despertar (un vaso de agua con limón en ayunas) para favorecer el efecto detox.

    Realizar unos suaves ejercicios

    Realizar unos ejercicios para reducir el estrés y relajar el cuerpo. Esto ayuda a conciliar el sueño y, al ser más reparador, nuestro organismo funciona como un reloj y quemamos más grasa. El ejercicio de alto impacto es mejor practicarlo por la mañana.

    Habitación sin ruidos y a oscuras

    Para dormir hay que crear un ambiente confortable y silencioso. Es mejor dormir sin luz, porque aunque resulte sorprendente, la oscuridad favorece la producción de melatonina, la denominada hormona del sueño. Y sobre todo no duermas cerca de dispositivos móviles encendidos (teléfono, ordenador…).

    Aromaterapia

    Aromas como el aceite esencial de lavanda favorece la relajación y la conciliación del sueño. Las brumas de almohada se han convertido en un buen aliado para conseguirlo. Al mejorar el sueño se activa el metabolismo.

    También te puede interesar: 10 maneras de quemar calorías que las mujeres perezosas deben saber y descubre los 10 hábitos que ralentizan el metabolismo.

    Viajes y vacaciones