Vitamina C: Potencia los efectos antioxidantes

Vitamina C: Potencia los efectos antioxidantes

Vitamina C: Potencia los efectos antioxidantes. Las vitaminas son un elemento imprescindible de nuestra dieta y, entre ellas, y por sus propiedades antioxidantes, la vitamina C. Entre sus múltiples beneficios para nuestra salud, ayuda a prevenir el envejecimiento y a activar nuestras defensas. La vitamina C está presente principalmente en los cítricos, verduras, frutas y lácteos. Su ingesta te ayudará a mejorar tu cuerpo, tanto por dentro como por fuera.

por en Antioxidantes, Dietas, Grupos Alimenticios, Vitaminas, Alimentación Equilibrada, Consejos
Última actualización:

    vitamina C

    Vitamina C: Potencia los efectos antioxidantes. Las vitaminas son imprescindibles para el crecimiento, el desarrollo, para el correcto funcionamiento de los tejidos y para un gran número de procesos metabólicos y fisiológicos. En definitiva, las vitaminas son imprescindibles en nuestra dieta y, entre ellas, y por sus propiedades antioxidantes, no pueden faltar los alimentos ricos en vitamina C, cuya carencia puede provocar astenia, debilidad general y alteración de algunos tejidos, sobre todo de las encías.


    La vitamina C (vitamina hidrosoluble también denominada ácido ascórbico) es uno de los antioxidantes más potentes para combatir los radicales libres (se producen al descomponer los alimentos) que nuestro cuerpo no es capaz de atacar por sí mismo. La vitamina C se encuentra principalmente en los cítricos (naranjas, limones), en las verduras (brócoli, pimiento verde y coles), en frutas como las fresas, el melón o el kiwi y en los lácteos (leche y yogures). La ingesta de vitamina C ayuda a mejorar nuestras defensas y a prevenir diferentes enfermedades. La propiedad más destacada de la vitamina C es la antioxidante, y por ello también hay que apuntar que esta vitamina es beneficiosa para los diabéticos, para la prevención de problemas oculares (cataratas, por ejemplo), enfermedades vasculares (hipertensión), trastornos respiratorios (alergias, asma) y enfermedades de la piel (psoriasis), a la cual protege del envejecimiento.


    Los argumentos y beneficios para nuestra salud y para potenciar su efecto antioxidante no terminan aquí, ya que los médicos y expertos en nutrición coinciden en que la vitamina C ayuda a la cicatrización de heridas (de hecho, su carencia puede provocar la aparición de hematomas), previene el contagio de gripes y resfriados y reduce los sofocos propios de la menopausia. En definitiva, beneficios que hacen que la vitamina C sea imprescindible en nuestra dieta diaria, tanto de niños como de adultos.

    Si eres fumadora o estás tomando medicamentos, la vitamina C ayudará a tu cuerpo con un aporte extra, ya que por ejemplo está constatado que el humo consume y destruye parte de la vitamina C de nuestro organismo. Además, la vitamina C tiene la capacidad de potenciar los efectos antioxidantes de otras vitaminas, como la E.

    Por último, es aconsejable que, además de ingerir alimentos ricos en vitaminas, apostemos por los productos corporales (serum antioxidante) que también incluyen este tipo de vitamina C.

    515

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AntioxidantesDietasGrupos AlimenticiosVitaminasAlimentación EquilibradaConsejos
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares