Navidad 2016

Vitaminas: ¿Dónde encontrarlas y cuáles son sus efectos?

Vitaminas: ¿Dónde encontrarlas y cuáles son sus efectos?

Vitaminas: ¿Dónde encontrarlas y cuáles son sus efectos? Son, junto a los minerales y los ácidos grasos, nutrientes esenciales en una dieta sana y equilibrada. El abecedario de las vitaminas es también el abecedario de sus múltiples efectos saludables. Y lo mejor, podemos encontrarlas en una variedad importante de alimentos.

    vitaminas alimentos

    Vitaminas: ¿Dónde encontrarlas y cuáles son sus efectos? Las vitaminas son, junto a los minerales y los ácidos grasos, imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Una alimentación sana, variada y equilibrada, especialmente rica en frutas y verduras, es la mejor manera y la más natural de aportar estos nutrientes a nuestro organismo. De la A a la K, el abecedario de las vitaminas es también el abecedario de las múltiples funciones a las que contribuyen y a las que podemos encontrar en una amplia variedad de alimentos.


    Las vitaminas son esenciales. Una dieta equilibrada se sustenta fundamentalmente en las vitaminas, minerales y ácidos grasos. La carencia de vitaminas, de hecho, puede provocar un déficit nutricional. Una dieta sana, variada y equilibrada, con una selección prioritaria de alimentos naturales y frescos, es la esencia para mantener nuestra salud a salvo de las molestias o trastornos. Las vitaminas, de la A a la K, nos reportan múltiples beneficios, al tiempo que ayudan a nuestro organismo a desempeñar de manera óptima sus funciones. ¿Cuáles son los efectos principales de las vitaminas?

    • Vitamina A: Favorece la salud de la piel, los ojos y las mucosas.
    • Vitamina B: Ayudan al organismo a utilizar los lípidos, proteínas y glúcidos. Además, las vitaminas de este grupo activan la fabricación de glóbulos rojos, activan a las células nerviosas y ayudan a producir energía en las células.
    • Vitamina C: Su función antioxidante es la más valiosa. Ayuda a estimular el sistema inmunitario.
    • Vitamina D: Esencial para la absorción correcta del calcio y para su fijación en los huesos.

      También contribuye a la contracción muscular.

    • Vitamina E: De efecto antioxidante, contribuye a prevenir los trastornos de la memoria y las enfermedades cardiovasculares.
    • Vitamina K: Aumenta la longevidad. Favorece la coagulación de la sangre y la fijación del calcio.

    Las propiedades antioxidantes de vitaminas como la C, E y betacarotenos, son de las más apreciadas, porque protegen a las células de los efectos de los radicales libres que dañan las proteínas y las membranas y favorecen la degradación celular. En otras palabras, contribuyen a frenar los efectos del envejecimiento y a reforzar el sistema inmunitario.


    Una vez constatados sus beneficios, ¿dónde encontrarlas? Llenar nuestra cesta de la compra y planificar un menú saludable donde las vitaminas desempeñen su papel, es decir, su aporte sea el adecuado, es fácil, por la variedad de alimentos a los que podemos recurrir.

    • Vitamina A: La fruta fresca es su principal fuente, en especial, las zanahorias, las verduras de hojas verdes, tomates, naranjas, huevos, productos lácteos desnatados.
    • Vitamina B: Cereales integrales, germen de trigo, pescado, marisco, yema de huevo, frutos secos como las nueces o avellanas, legumbres, verduras.
    • Vitamina C: En especial, la verdura y fruta como los cítricos, tomates o kiwis.
    • Vitamina D: Aceite, conservas de pescado, yema de huevo, mantequilla.
    • Vitamina E: Aceites vegetales, cereales integrales, verduras de hojas verdes, frutos secos como nueces y almendras, legumbres y germen de trigo.
    • Vitamina K: Verduras de hojas verdes, es especial la col, huevos.

    747

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasPrincipios NutritivosVitaminasAlimentación Equilibradaalimentación sanaBeneficios alimentosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares