Volver al gimnasio: Consejos para recuperar lo perdido

Tras un tiempo sin ir al gimnasio, es hora de volver a empezar. Te damos los mejores consejos para lograrlo y recuperar la forma.

por , il

    Volver al gimnasio: Consejos para recuperar lo perdido

    Se acabaron las vacaciones y de repente te das cuenta de que has estado un mes sin ir al gimnasio. Sólo pensarlo te da pereza, porque sabes que tu cuerpo ya no es el mismo que cuando comenzaste a olvidarte del ejercicio y a disfrutar de otros placeres de la vida, que también está muy bien. Volver al gimnasio y recuperar lo perdido es más difícil que dejarlo por un tiempo, ¿estás de acuerdo? Por eso hoy te damos las claves para volver a ponerte en forma en el gimnasio. ¡Toma nota!

    Recupera la motivación

    En algún momento del año te sentiste súper motivada, acudías a tus clases regulares de fitness, hacías tus calentamientos y no te perdías ni un sólo día de gimnasio. Recuerda lo bien que te hacía sentir el ejercicio rutinario en el gimnasio y con ese sentimiento regresa al gimnasio sin pensártelo demasiado. No le des demasiadas vueltas y sólo ¡hazlo!.

    Estrena algo nuevo

    Vas a comenzar de nuevo, así que un extra de motivación es estrenar algo para sentirte genial en el gimnasio. Un top, unas mayas, unas zapatillas, una bolsa nueva de deporte… incluso una toalla nueva hará que te apetezca volver al gimnasio para estrenarla. ¡Date un capricho! ¡Te lo mereces!

    Ponte metas aceptables

    Ten en cuenta que por cada periodo de descanso podemos haber perdido hasta un 30% de forma física, así que volver a tu rutina anterior será casi imposible. De hecho tardarás unas 3 a 5 semanas en recuperar tu forma física anterior. Sí, es un poco tedioso, pero con paciencia y metas aceptables podrás lograrlo.

    No pruebes actividades nuevas

    Estás en peor forma que cuando dejaste el gimnasio, así que todavía no es el momento de probar una nueva actividad a no ser que quieras estar dos semanas con agujetas. Comienza con tus calentamientos y tus clases de fitness o máquinas habituales y cuando sientas que vuelves a recuperar la forma podrás probar otro tipo de ejercicios que te demanden más intensidad. Recuerda que la paciencia es una virtud.

    Deja atrás los excesos de las vacaciones

    Las cañitas, el vino, las tapas y los dulces son para las vacaciones, así que déjalos atrás. Es el momento de recuperar hábitos saludables, comer adecuadamente con una dieta rica en proteínas buenas y verduras y dejar descansar tu hígado y riñones de excesos como el alcohol. Eso te ayudará a recuperar tu forma mucho más rápido y a sentirte mucho mejor en el gimnasio.

    La pereza no existe

    Es normal sentir un poco de pereza porque has pasado unas vacaciones sin hacer nada… o haciendo sólo cosas que te gustan, pero es el momento de dejarla a un lado y hacer que tu vida se active con ejercicio. Cuando te de pereza ir al gimnasio mantente firme y dile a tu propia voluntad que es el momento de actuar y hacer algo bueno por tu cuerpo. ¡A por todas!

    También te puede interesar: Frases de motivación para ir al gym: Las mejores [FOTOS] y 10 mitos sobre el gimnasio y el deporte