Alberto de Mónaco y Charlene: ¿ruptura?

Alberto de Mónaco y Charlene: ¿rumores de ruptura? Cuando apenas quedan unos días, casi horas, para el enlace más esperado por los monegascos, los rumores sobre los problemas entre la pareja y la posible cancelación del enlace se han disparado tanto que, desde el Palacio de Mónaco, se han apresurado a enviar un comunicado desmintiendo lo que los medios franceses dan por sentado. Y es que, al parecer, la novia trató de 'fugarse' a Sudáfrica días antes del enlace, cuya ceremonia civil tendrá lugar el viernes, día 1 de julio. La pareja, para disipar cualquier duda, se ha dejado ver y ha posado junto a Jean- Michel Jarre.

por , il

    Alberto y Charlene en Monaco

    Alberto de Mónaco y Charlene, ¿rumores de ruptura? Parece que en Mónaco no todo es un cuento de hadas y los rumores han vuelto a asaltar con fuerza el Palacio de los Grimaldi en los días previos, casi horas, a la celebración del esperado enlace entre Alberto II y Charlene Wittstock. De hecho, el Palacio de Mónaco ha tenido que enviar un comunicado y la pareja se ha dejado fotografiar para la prensa, sonrientes y cogidos de la mano y junto al músico Jean- Michel Jarre para disipar los rumores que hablan de una supuesta cancelación y ‘fuga’ de la novia.

    Puede que los nervios le hayan jugado una mala pasada a la futura princesa de Mónaco, o no, pero lo cierto es que en los últimos días, y cuando apenas quedan unas horas para la celebración de la ceremonia civil (la cual tendrá lugar el viernes, día 1 de julio), se han disparado los rumores sobre una posible cancelación del enlace. Según la prensa francesa, la historia de amor entre Alberto y la ex nadadora sudafricana no es un precisamente un idílico cuento de hadas. La pareja ha tratado de disipar los rumores dejándose ver juntos, agarrados de la mano, y en buena compañía, la del músico Jean-Michel Jarre que actuará en los festejos de su boda.

    Con todos los preparativos organizados, y la lista de invitados más extensa de los últimos tiempos y entre la que, salvo sorpresa de última hora, no estará nadie de la Familia Real Española, el Palacio de Mónaco se ha visto obligado a emitir un comunicado desmintiendo los rumores de cancelación de la boda, cuya ceremonia religiosa tendrá lugar el sábado.

    Según los medios galos, el diario L’Express en concreto, la novia trató la semana pasada de viajar, en un vuelo solo de ida, desde el aeropuerto de Niza hasta Sudáfrica. ¿El motivo? Al parecer, la vida privada de su futuro marido no era lo que imaginaba, el cual, entre otros, ya ha tenido que reconocer en dos ocasiones la paternidad de sus hijos.

    Al parecer, consiguieron que Charlene cambiara de opinión y no se subiera al avión, sino que continuara adelante con los preparativos de la boda y las pruebas del vestido diseñado por Giorgio Armani.