El irreconocible look de Nicole Kidman para su nueva película

La actriz australiana ha dejado de lado su glamour habitual cambiando radicalmente su look para su nueva película 'Destroyer'. No te la pierdas.

por , il

    A la actriz australiana Nicole Kidman la hemos visto irreconocible esta semana durante las grabaciones de algunas escenas de su nueva película, luciendo una peluca morena corta, un falso bronceado y una cara demacrada, interpretando el personaje de Erin Bell. Ahora bien, también en escenas de desnudo donde hemos podido comprobar su excelente estado de forma. La película se centra en una detective de policía que vuelve a contactar con personas de una antigua misión, encubierta para hacer las paces.

    Nicole Kidman es una de las actrices más camaleónicas. Sus transformaciones han ido desde personificar a una estrella de burdel hasta la espectacular caracterización como Virgina Wolf en su biopic pasando por dar vida a la mismísima Grace Kelly. Sin embargo, en su nueva película vuelve a sorprender con otro cambio de aspecto, prácticamente, irreconocible.

    Una peluca es todo lo que necesitó Kidman para abandonar su bella imagen a una más vieja y desaliñada, requerida para su interpretación en la película Destroyer, un thriller de acción en la que encarnará a una detective de policía de Los Ángeles. a película debería estrenarse en 2018, año en el que Kidman también tiene pendiente estrenar la superproducción Aquaman, película donde estará presente Jason Momoa de Juego de Tronos.

    Por su parte, la actriz, de 50 años, y podemos decir que pertenece a ese grupo de mujeres que está mejor que cuando tenía 30 años, aparece con lencería de encaje en otra película, mientras se revuelve en una cama antes de darse un encuentro humeante con el novio de su personaje. En su nueva película The Killing of a Sacred Deer, Nicole Kidman se animó una vez más a quitarse toda la ropa en escenas muy explícitas junto a su coprotagonista, Colin Farrell.

    Steven se enfrenta a una “terrible decisión mientras su familia sucumbe a un sufrimiento inexplicable” en el thriller psicológico, donde Kidman interpreta el papel de su esposa Anna. La verdad es que la australiana siempre nos sorprende y se demuestra que se desenvuelve como pez en el agua en cualquier situación.