Kirk Douglas: 100 años llenos de grandes momentos [FOTOS Y VÍDEOS]

Hoy Kirk Douglas cumple 100 años. Sopla 100 velas en compañía de su familia y nosotros lo celebramos repasando toda la vida de este Espartaco.

por , il

    Un siglo. 100 años. Esa es la edad que cumple hoy Kirk Douglas. El fantástico actor de Espartaco es el último superviviente de una generación de estrellas de Hollywood. Por su extensa y reconocida carrera, recibió un premio Oscar honorífico en 1996. Es padre del también actor Michael Douglas. Hoy sopla 100 velas y nosotras lo vamos a celebrar con él, haciendo un repaso por toda su vida laboral, pero también privada, que da para mucho.

    Issur Danielovitch Demsky, de nombre artístico Kirk Douglas, nació en Nueva York, el 9 de diciembre de 1916. Es decir, que hoy cumple 100 años. Pocas estrellas pueden decir esto. Su ritmo solo le aguanta Olivia de Havilland. Y como 100 años no se cumplen todos los días, pues será agasajado con una fiesta organizada por su hijo Michael y su nuera Catherine Zeta-Jones, a la que acudirán 200 amigos y familiares.

    Sus padres eran campesinos judíos, procedentes de un pueblo al sur de Moscú. A los 17 años terminó la secundaria y quiso matricularse en la universidad, pero su salario de dependiente (por aquel entonces trabajaba en unos almacenes) no le alcanzaba para ingresar. Tras graduarse en la Universidad de St. Lawrence consiguió una beca en la Academia Norteamericana de Arte Dramático de Nueva York, lugar en el que permaneció hasta 1939, con 23 años. Douglas participó en una obra de teatro llamada Kiss and Tell, junto a Joan Claufield, donde sustituyó a Richard Widmark. Posteriormente, trabajó en Trío, de Dorothy Baker, y trabajó también en la radio como intérprete. Pero el debut de Douglas en el cine se produjo gracias a la ayuda de Lauren Bacall.

    Fue candidato en tres ocasiones a un premio Óscar de la Academia, aunque nunca lo ganó debido a sus tendencias izquierdistas conocidas; sin embargo, fue galardonado en 1996 con un Oscar honorífico por sus 50 años de dedicación a la industria del cine. Kirk Douglas nos ha dejado un legado de interpretaciones magistrales inolvidables.

    EL ÍDOLO DE BARRO (1949)

    Douglas consiguió su primera nominación al Oscar como mejor actor. En el filme producido por Stanley Kramer, el actor interpretaba a Midge Kelly, un joven ambicioso que recorre California en busca de fortuna con su hermano inválido. Kirk otorgó a su personaje de una gran intensidad en una historia que denunciaba el juego sucio del boxeo.

    EL TROMPETISTA (1950)

    Biopic del famoso músico de jazz Bix Beiderbecke, Douglas reflejaba con vehemencia las distintas fases por las que pasaba un personaje que llegó muy joven a lo más alto hasta su deterioro tanto personal como profesional por sus serios problemas de alcohol y su eterna búsqueda de una letra imposible.

    CAUTIVOS DEL MAL (1952)

    Douglas se volvía a meter en la piel de un personaje sin escrúpulos. Esta vez era un manipulador productor de cine que no pasa por un buen momento y reclama la ayuda de un director (Barry Sullivan), una actriz (Lana Turner) y un guionista (Dick Powell) que alcanzaron la fama gracias a él y ahora le reprochan su actitud egoísta para alcanzar el éxito.

    EL LOCO DEL PELO ROJO (1956)

    Cuesta imaginar otro físico que no fuera el de Kirk en la piel del atormentado autor de Los girasoles. Anthony Quinn, compañero de reparto de Douglas en el filme, se llevó la estatuilla dorada en la categoría de actor de reparto.

    LOS VIKINGOS (1958)

    Da vida a Einar, temible y audaz, en una historia que alcanza tintes de tragedia griega en la que dos hermanos separados desconocen su condición y lucharán apasionadamente por una bella princesa.

    ESPARTACO (1960)

    Pero si por algo se le recuerda, es por su interpretación en Espartaco. La historia del esclavo tracio que dirigió la rebelión más importante contra la República Romana era el personaje épico que necesitaba su carrera. El filme, rodado durante catorce meses, obtuvo cuatro premios de la Academia y, pese a la memorable actuación de Douglas, éste no fue nominado.

    Así pues, hoy junto a su hijo Michael y su nuera Catering, disfrutarán de un día para recordar. Nosotros queremos mandarle un fuerte abrazo y desearle felicidades.