María José Campanario: Preocupa su estado de salud

La mujer de Jesulín de Ubrique tuvo que acudir al hospital debido a que sufría fuertes dolores en las cervicales.

por , il

    María José Campanario: Preocupa su estado de salud

    No ha sido una buena Semana Santa para María José Campanario. En el entorno preocupa su estado de salud ya que ha permanecido durante unos días ingresada. Hace solo unos meses estuvo hospitalizada durante quince días por una infección en la sangre provocada por una inyección que le produjo una reacción alérgica y ahora todo ha sido por culpa de una fibromialgia. Esperemos que se recupere pronto. Mucho ánimo.

    Menuda Semana Santa que ha pasado Campanario. La mujer del diestro Jesulín de Ubrique tuvo que acudir al hospital el pasado miércoles por la noche debido a que sufría fuertes dolores en las cervicales. Los médicos tomaron la decisión de mantenerla ingresada para administrarle la medicación por vía intravenosa, una estancia en el hospital que se ha prolongado durante toda la Semana Santa.

    La mujer del diestro tuvo que quedarse ingresada en el hospital de Sevilla al que acudió de urgencia para que le fuera administrada la medicación por vía intravenosa, la forma más recomendada por los médicos en estados de dolor como el que sufría ella: una severa crisis de fibromialgia, una enfermedad crónica que provoca dolores musculares y fatiga.

    María José Campanario: Annus horribilis

    No fue 2016 un buen año para la salud de Campanario, sí en lo judicial, y parece que 2017 tampoco va por buen camino. Fue intervenida de una hernia en la región cervical que le estaba causando muchas molestias. En diciembre se enfrentó de nuevo a un gran susto. Una leve reacción alérgica al látex acabó derivando en una infección que estuvo a punto de convertirse en septicemia (grave infección generalizada en sangre). Debido a esto tuvo que ser operada de urgencia. En todo momento ha estado a su lado su esposo, Jesús, y eso que los rumores de crisis siempre están presentes.

    Esperemos que todo se quede en un susto, aunque es cierto que últimamente su salud preocupa mucho. Mucho ánimo María José.