Olivia Newton John: El cáncer regresa a su vida

La actriz pospone todos sus conciertos hasta que se recupere de un cáncer que ya tuvo hace 25 años y del que se recuperó.

por , il

    Olivia Newton John: El cáncer regresa a su vida

    Malas noticias para Olivia Newton John. La mítica cantante y actriz australiana se ha visto obligada a cancelar la gira al ser diagnosticada con un cáncer de mama. La que fuera Sandy en Grease se someterá a un tratamiento de radioterapia y confía en que volverá a finales de año, mejor que nunca, para continuar con su gira. Hay que recordar que Olivia ya pasó por este trance en 1992, cuando tenía 43 años, ahora con 68 regresa a su vida.

    En su página de Facebook aparecía el siguiente comunicado: «Olivia Newton-John posterga sus conciertos de junio en Estados Unidos y Canadá. El dolor de espalda, que inicialmente motivó el aplazamiento de la primera parte de su tour, ha resultado ser cáncer de mama. Olivia se someterá a un tratamiento de radioterapia y confía en que volverá a finales de año, mejor que nunca, para continuar con su gira». Mala suerte para Olivia que no es la primera vez que pasa por este mal trago.

    La artista ya sufrió esta enfermedad en 1992, cuando tenía 43 años. En aquella ocasión se sometió a una mastectomía parcial, una reconstrucción mamaria y a varios ciclos de quimioterapia. Ahora pasará de nuevo por este trance, pero está claro que la medicina y las técnicas han evolucionado mucho, y la mítica Sandy de Grease, todos recordamos sus peinados en aquella película, tiene que ser optimista.

    Olivia Newton John: Antecedentes familiares

    Olivia cuenta que ha tenido que aplazar los primeros conciertos por un fuerte dolor de espalda, los resultados no solo revelaron la reaparición del cáncer, sino que además tiene una metástasis en el hueso sacro, que es lo que más preocupa.Todos ellos son síntomas de un posible cáncer de mama.

    Han pasado exactamente 25 años desde aquel primer diagnóstico de cáncer y, en este tiempo ha perdido a varios miembros de su familia por el mismo mal. Su padre, Brinley Newton-John, murió de cáncer en 1992. En el año 2013, su hermana Rona falleció a consecuencia de un tumor cerebral. La verdad es que no está teniendo suerte.

    Ahora junto a su hija y su marido, Olivia trata de recuperar su salud para regresar cuanto antes a los escenarios. Le mandamos muchos ánimos porque estamos seguros de que va a poder con ello.