Príncipe Harry: celebra su 28 cumpleaños en Afganistán entre amenazas de muerte

Príncipe Harry: celebra su 28 cumpleaños en Afganistán entre amenazas de muerte. Harry ha recibido amenazas de muerte por parte de un grupo terrorista talibán que ya ha atacado su base.

por , il

    El Príncipe Harry en Afganistán

    Príncipe Harry: celebra su 28 cumpleaños en Afganistán entre amenazas de muerte. El pasado sábado el Príncipe Harry de Inglaterra celebró su cumpleaños, pero lejos de hacerlo como todo un miembro de la Familia Real británica, con una fiesta exclusiva, rodeado de personalidades y gente cercana, lo hizo entre aviones y amenazas de muerte en Afganistán, donde se encuentra actualmente combatiendo contra los talibanes. Tras el escándalo provocado por sus fotos en Las Vegas, Harry ha vuelto al trabajo en el ejército, pero con la peor de las noticias después de que un grupo terrorista anunciara que su objetivo era acabar con él.

    El Príncipe Harry está pasando por un momento muy difícil, ya que tras el escándalo de sus fotos sin ropa durante una fiesta en Las Vegas ha tenido que soportar duras críticas y reprimendas por parte de la Reina Isabel y sus superiores en el ejército, que incluso llegaron a plantearse sancionarle sin sueldo e incluso no permitirle ir a combatir a Afganistán.

    Pero por si esto fuera poco, a pesar de que finalmente las amenazas sólo han sido eso, amenazas, y el hijo menor del Príncipe Carlos de Inglaterra ha podido viajar a Afganistán para combatir contra los talibanes, hace varios días recibió otro tipo de amenazas, pero mucho más duras.

    Zabihullah Mujahid, portavoz de un grupo talibán en el país, hizo unas declaraciones que conmocionaron a todo el mundo por teléfono, justo después de conocerse la noticia de que el Príncipe Harry viajaría a Afganistán como piloto de helicópteros para combatir: “Vamos a hacer lo mejor que podemos para matar al príncipe Harry y otros miembros de las fuerzas británicas de la base de Helmand”, asegurando: “No estamos intentando secuestrarlo, sino matarlo”.

    Pocos días más tarde todos pudieron comprobar que sus amenazas iban en serio, atacando la base donde se encontraba el Príncipe, donde provocaron la muerte de dos soldados de la OTAN y 16 insurgentes, pero por suerte, la fuerza militar de la ISAF confirmó seguidamente que el tercer heredero al trono británico no había sufrido ningún daño.

    Según han informado, esta decisión de matar a Harry se trata de una venganza del portavoz talibán Mohamed Yusuf Ahmadi, a causa de la publicación del vídeo antiislámico en Estados Unidos.

    Esperamos que el Príncipe Harry pueda regresar a su país sano y salvo tras las amenazas de muerte, ya que el pueblo británico está con él, y ya lo demostró cuando inundaron las redes sociales con fotos sin ropa para apoyarle tras el escándalo, y que pueda vivir estos próximos 4 meses tranquilo.

    Viajes y vacaciones