Selena Gómez reconoce su adicción a Instagram

La cantante, seguida por 113 millones de personas, protagoniza su primera portada tras regresar de su retiro y asegura que no tiene la aplicación en su móvil.

por , il

    Selena Gómez reconoce su adicción a Instagram

    Selena Gómez mantiene con Instagram una relación de amor odio. La artista reconoce que ha sido adicta a la red social, pero que no puede vivir sin ella. Lo más curioso es que es la reina de Instagram, con más de 113 millones de seguidores, sin embargo Selena dijo a la revista Vogue USA que el hecho no le entusiasma, por el contrario, la asusta. “Siempre me sentía como una mierda cuando miraba Instagram”, sentencia ahora en la entrevista.

    Selena Gómez se ha estrenado en la portada de la edición estadounidense de la revista Vogue. Esta guapísima, aunque lo que cuenta no es bueno del todo. La persona con más seguidores en Instagram (en concreto, su cuenta tiene 113 millones de seguidores) se sincera y habla del pánico que tiene a las redes sociales.

    “Cuando fui la persona con más seguidores de Instagram, me asusté un poco”, admite. “Se había convertido en algo que me consumía. Me levantaba y me iba a dormir con ello. Era una adicta, y veía cosas que no quería ver y me metía cosas en la cabeza de las que no me quería preocupar”, se confiesa Selena Gomez que lo publicaba todo. Y es que en ocasiones las redes sociales sin control, llegan a ser todo un problema.

    Probablemente por ello, decidió desaparecer un tiempo de la red social a la vez que se bajaba de los escenarios para tratar su depresión. Volvió en noviembre, pero ahora sus fotos son escasas. Incluso hoy no tiene la aplicación en su móvil y dice que ni siquiera tiene su contraseña, quien publica en su nombre en las redes sociales es su asistente. Y es que llega a decir que “siempre me sentía como una mierda cuando miraba Instagram”.

    Wearing @coach for @voguemagazine !!

    A post shared by Selena Gomez (@selenagomez) on

    La novia de The Weekend ha aceptado que no le viene nada bien consultar la red social: “Siempre me siento fatal cuando miro Instagram”. Lo importante es que ella se siente bien, y poco a poco, vaya finalizando esta ‘rehab’ que vive de las redes sociales. No es la única, muchas famosas también tienen una fuerte adicción al famoso Instagram e incluso algunas fueron vetadas.