Famosas que odian el deporte: Fotos de algunos ejemplos

1 de 11
    ver más fotos
    http://www.ellahoy.es/famosos/fotos/famosas-que-odian-el-deporte-fotos-de-algunos-ejemplos_21641.html
    Adele
    Adele. Está claro que a la cantante Adele, gran triunfadora de los Grammys, no le gusta nada hacer ejercicio para perder kilos. Ella no es la única famosa que odia lo de ir al gimnasio. Te mostramos más ejemplos de celebs que no quieren estar sometidas a la presión del gym.

    Adele

    Está claro que a la cantante Adele, gran triunfadora de los Grammys, no le gusta nada hacer ejercicio para perder kilos. Ella no es la única famosa que odia lo de ir al gimnasio. Te mostramos más ejemplos de celebs que no quieren estar sometidas a la presión del gym.

    Blake Lively

    Blake Lively

    Blake Lively prefiere hacer ejercicio al aire libre, cosas como andando en bicicleta o hacer una caminata, a tener que enfundarse las mallas

    Britney Spears

    Britney Spears

    Con esta foto la artista y su amiga lo dicen todo. Lo de hacer ejercicio cansa mucho.

    Caroline de Maigret

    Caroline de Maigret

    "Odio el deporte. No me gusta verlo y no me gusta hacerlo", dijo la artista.

    Emma Stone

    Emma Stone

    Tuvo un entrenador personal para la película Spiderman, y acabó harta de levantar pesas.

    Jennifer Lawrence

    Jennifer Lawrence

    Con una buena dieta y un poco de ejercicio, la actriz dice que es suficiente.

    Eva Longoria

    Eva Longoria

    La actriz no quiere ir al gimnasio, quiere correr al aire libre.

    Jessica Alba

    Jessica Alba

    Jessica recomienda hacer sesiones de sprint, porque odia estar horas y horas el gimnasio. Ella prefiere acabar pronto.

    Jennifer Lopez

    Jennifer Lopez

    JLO asegura que no le gusta el ejercicio pues le resulta muy difícil.

    Rihanna

    Rihanna

    "Odio ir al gimnasio y hacerlo a la antigua. No me gusta nada que sea demasiado sencillo", dijo la diva.

    Sofia Vergara

    Sofia Vergara

    La latina mejor pagada de Hollywood odia lo de ponerse el chándal.