Navidad 2016

20 actividades que harán que tus hijos sean felices

20 actividades que harán que tus hijos sean felices

Desarrollar actividades con los niños es la mejor forma de motivar su aprendizaje, actividades que les despierten interés y sean divertidas.

    20 actividades que harán que tus hijos sean felices

    Para fomentar las aptitudes y la motivación por descubrir y aprender nuevas cosas no hay mejor herramienta que las actividades que, además de didácticas, son divertidas para los niños. Actividades que resultan estimulantes y que harán felices a nuestros hijos. Como podremos comprobar, no todo está en los libros. De hecho, hay un montón de buenas ideas para realizar en familia y para que nuestros hijos desarrollen otros valores y cualidades. Propuestas para complementar el aprendizaje de los niños en el colegio y que harán que sus ratos libres sean mucho más interesantes. Es importante, antes de organizar cualquier tipo de actividades con los niños, tener en cuenta tanto su edad como sus gustos y preferencias. Y un buen consejo, la mejor manera de despertar el interés por algo es dando ejemplo. Los niños tienden a imitar los comportamientos de los mayores, así que, como padres, no dudéis en participar en la organización de estas actividades tan divertidas como didácticas.

    1. Manualidades: Dibujar, colorear… son algunas de las opciones más sencillas a la hora de hacer manualidades, una tarea didáctica y que permitirá a los niños dejar volar su creatividad. Las manualidades hay que elegirlas, lógicamente, en función de la edad. Apuesta por el uso de materiales sencillos y por ideas que luego puedan utilizar para decorar su habitación.
    2. Jugar con papá y mamá: Para crecer felices, nada como hacer actividades o jugar con los padres, la mejor manera de reforzar los vínculos afectivos y la comunicación. Es importante dedicar cada día, al menos, media hora para jugar o para hacer algo juntos, aunque sea una actividad tan sencilla como leer juntos un cuento o hacer un puzzle.
    3. Bailar: Toda actividad que incluya música no hay duda de que será estimulante y divertida. La música es un vehículo estupendo para potenciar diversas aptitudes, desde la creatividad a la concentración. Música para bailar con los niños siguiendo el ritmo. Organiza de vez en cuando una sesión de baile para liberar tensiones y divertirte con los niños.
    4. Dar un paseo: Sí, una actividad tan sencilla que además será la mejor manera de inculcar el respeto por la naturaleza y al mismo tiempo la importancia de hacer ejercicio físico. Podemos empezar con un paseo y, a partir de ahí, ir proponiéndole a los niños otras actividades deportivas que quieran realizar en equipo.
    5. Tocar un instrumento de música: Cualquier actividad, y esto es importante tenerlo en cuenta, debe gustar a los niños. Es decir, de nada resultará hacerles practicar algo que no les apasiona ni les gusta. Si optamos por la música, hay que dejarles elegir el instrumento, ya que de esa manera mostrarán un mayor interés por la actividad.
    6. Preparar una receta de cocina: Esta actividad no solo les resultará divertida, sino que es una manera estupenda de enseñarles las claves de una alimentación correcta. No hay nada mejor que aprender a conocer los alimentos para que su alimentación sea lo más saludable posible. Aprender a comer bien durante la infancia nos hará llegar a adultos sanos.
    7. Jugar con los amigos: Fundamental, y no solo en el colegio, porque todos los niños necesitan aprender a socializarse y a estar con otros niños. Aprenden a compartir experiencias y adquieren valores como el compañerismo y la solidaridad. Así que, siempre que sea posible, organiza una tarde de juegos con sus amigos en casa.
    8. Ver una película: ¿Cuáles son sus personajes de dibujos animados favoritos? Nada les hará más felices a los niños que pasar una divertida tarde viendo una de sus películas favoritas. Películas que, a través de los dibujos, les enseñan también valores. Te proponemos, por ejemplo, una lista de películas para enseñar a los niños a respetar el medio ambiente.
    9. Leer un libro: Inculcar a los niños la pasión por la lectura es un hábito saludable, divertido y didáctico. Lecturas adaptadas a su edad y a sus gustos. La mejor manera de que se apasionen por los libros es leerles cuentos cuando son pequeños.

      Otra manera divertida es llevarles a la biblioteca, donde además de libros podrán participar en las actividades que se desarrollan (cuentacuentos, talleres…).

    10. Juegos de palabras: Juegos divertidos pensados para enriquecer su vocabulario y la adquisición del lenguaje. Juegos a los que podemos recurrir a la hora de organizar una tarde en familia o como parte de la lista de ideas para una fiesta de cumpleaños. Juegos en los que las palabras se convierten en el mejor vehículo de la diversión.
    11. Comer en familia: Es fundamental enseñar a los niños la importancia de las comidas, no solo en lo que atañe a la salud, sino como un hábito que refuerza los lazos familiares. La comida es un momento para disfrutar y para relajarse, para compartir cómo ha ido el día. Así que no dudes en reservar tiempo para comer o cenar en familia, sentados a la mesa.
    12. Pasear a la mascota: Tener una mascota -perro, gato- reporta interesantes beneficios para los niños, como el fundamental respeto a la naturaleza y a los animales. Si tenemos mascota en casa, hay que enseñar a los niños a cuidarla y a considerarla como una más de la familia. Sacar a pasear el perro será una divertida manera de que refuercen lazos, así que organiza un paseo por el parque o el campo con los niños y la mascota.
    13. Colaborar en casa: No solo enseñamos a los niños a asumir responsabilidades y a convivir, sino que lo podemos hacer a través del juego. Así, por ejemplo, podemos proponer a los niños a que nos ayuden a poner la mesa al tiempo o a recoger sus juegos al tiempo que improvisamos una canción, o jugar a ver quién empareja antes los cubiertos.
    14. Pasar tiempo con los abuelos: Los abuelos desempeñan un papel fundamental en la educación de los más pequeños. Pasar tiempo con ellos les enseña a respetar el amor y el valor de la familia, así como el respeto a nuestros mayores. ¿Quién mejor que los abuelos para enseñarnos un montón de cosas con su experiencia vital?
    15. Participar en talleres y actividades en la naturaleza: Las actividades al aire libre son mucho más motivadores, sobre todo si se realizan en la naturaleza. Una actividad interesante para los niños es participar en talleres y actividades medioambientales que se realicen en su ciudad o lugar de residencia. Y si los talleres son en familia, mucho mejor. Talleres como participar en la plantación de árboles o también visitar una granja escuela.
    16. Viaje o excursión en familia: Una manera de enriquecer la relación es disfrutar en familia de los viajes a los lugares que más nos gustan, así como para descubrir nuevos destinos. Organiza una salida, aunque sea de una jornada, a recorrer alguno de esos lugares que siempre quisiste conocer y hazlo con los niños.
    17. Hacer un collage: Una divertida actividad en la que podemos mezclar materiales y mucha creatividad. Echa mano de los macarrones, recortes de periódico y revistas, arroz, lentejas, lana de colores… y todo lo que se te ocurra para proponer a los niños hacer un divertido collage sobre una cartulina o cartón de colores.
    18. Juegos de disfraces: No es necesario esperar a fechas como Carnaval o Halloween para que los disfraces formen parte del juego. Una divertida tarde de disfraces a los niños les va a encantar. Puedes proponer una tarde temática, es decir, elegir un tema y que los niños se disfracen emulando a los personajes del tema elegido.
    19. Construir un fuerte en su habitación: A la hora de organizar la habitación de los niños es importante dejarles espacio suficiente para que puedan jugar libremente y sin obstáculos. Espacio que será ideal para proponerles esta divertida idea, la de construir un fuerte con mantas y con sillas. Ya pueden empezar a ser auténticos indios y vaqueros.
    20. Pintar un cuadro juntos: ¿Qué te parece esta idea de pintar un cuadro entre padres e hijos? Sin duda, no hay nada más divertido para los niños que mancharse las manos con pintura, así que dejemos volar su imaginación con los colores de la paleta. Tan sencillo como contar con un lienzo y pinturas de colores para fomentar la creatividad.
    21. Hacer yoga juntos: El yoga es una disciplina que cada vez cuenta con más adeptos, gracias a los beneficios que reporta tanto a nivel físico como emocional. Y lo mejor de todo es que el yoga también es apto para los niños, incluso los más pequeños. Así que no dudes en empezar a practicar yoga con tus hijos para reforzar lazos y pasar un buen rato juntos.

    También te puede interesar: Cómo enseñar a los niños a aprender la hora con juegos.

    1786

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares