Navidad 2016

3 posibles anomalías del útero

3 posibles anomalías del útero

¿Cuáles son las anomalías más comunes del útero?, ¿pueden interferir en las posibilidades de embarazo? Vamos a tratar de dar respuesta a estas preguntas.

por en Fertilidad y ovulación, Mamá, Consejos Bebés
Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17

    anomalias utero 48x48

    La conformación de este órgano, cuyo papel es esencial en el aparato reproductor femenino, no siempre es como debiera, lo que puede dar lugar a determinadas anomalías del útero. ¿Cuáles son las anomalías uterinas más frecuentes? Entre ellas encontramos el útero en retroversión o el útero bicorne. Aunque en la mayoría de los casos no provocan síntomas evidentes, sí pueden estar detrás de los problemas para concebir y quedar embarazada. De ahí la importancia de contar con un diagnóstico certero. Vamos a ver, más detenidamente, en qué consisten las anomalías uterinas más comunes.

    utero en retroversion 48x48

    Es una de las anormalidades uterinas más frecuentes y que se produce cuando la parte superior del útero, en lugar de estar orientada hacia adelante, hacia el abdomen, lo está hacia el lado opuesto, hacia la parte posterior. En la mayoría de los casos es una condición congénita, aunque no se excluyen otras causas, como la endometriosis pélvica, una caracterizada por la presencia de tejido anormal de la mucosa uterina. Afortunadamente, no siempre está directamente relacionado con las dificultades de concepción, pero no hay que descartar posibles complicaciones.

    utero dividido 48x48

    El útero se presenta con la cavidad dividida en dos, de manera parcial o total, por una membrana fibrosa, el septum, que comienza desde la parte inferior del útero y llega hasta el cuello. En la mayoría de los casos se trata de una anomalía asintomática que se detecta gracias a la ecografía. Puede interferir en la capacidad reproductora, caso en el que habrá que corregir la malformación con una histeroscopia.

    utero bicorne 48x48

    Se define como la fusión parcial de los dos conductos o los también llamados cuernos de Müller durante la formación del aparato reproductor. Por lo general, estamos ante un trastorno que no provoca síntomas, pero sí puede hacer más difícil la procreación y puede interferir, debido a la elasticidad reducida de la cavidad uterina, en la consecución de un embarazo exitoso. Cabe recordar que si estamos buscando el bebé y no llega, hay que consultar al médico para descartar dificultades en la concepción.

    553

    Navidad 2016

     
    Más populares