5 consejos para mantener la casa ordenada con niños [MULTIPÁGINA]

Consigue que tu casa esté siempre limpia y ordenada aún con niños pequeños. ¡Las visitas quedarán impresionadas!

por , il - Última actualización

    Los niños son un huracán, y es que arrasan con todo el orden allá por donde pasan. Una habitación ordenada puede convertirse en un auténtico caos en apenas unos minutos: juguetes desordenados, suelo sucio, paredes pintadas… Si este es tu caso, ¡no desesperes! Te damos 5 consejos para que mantengas la casa ordenada con niños pequeños.

    Ordena las estancias más transitadas

    Por lo general, las habitaciones de los pequeños, la cocina y el baño son las estancias que más suelen desordenarse a diario cuando tenemos niños en casa. Es muy importante que te centres principalmente en estas tres, ya que emplear tiempo ordenando algo que ya está presentable hará que estés muy cansada para ordenar también las mencionadas anteriormente, por lo que en muchas ocasiones se te acabará acumulando.

    Aprovecha cuando estén en el cole

    Las horas que los niños pasan en la guardería o el colegio serán las idóneas para ordenarlo todo. Asegúrate de adelantar todas las tareas domésticas, como puede ser la limpieza del hogar o el planchado de la ropa. Cuando vuelva, todo estará reluciente y cualquier visita inesperada quedará sorprendida.

    Mantén siempre el suelo limpio

    El suelo es uno de los lugares donde más tiempo pasan los niños desde que comienzan a gatear, independientemente de la habitación en la que se encuentren. Es un lugar donde pueden encontrar polvo, dejar objetos con los que alguien puede hacerse daño o ensuciarse con sus propias pisadas de barro. Recuerda mantenerlo siempre limpio ya que, además, un suelo desordenado contagiará la impresión de caos a toda la estancia.

    No tengas demasiados objetos

    Contar con una decoración minimalista es ideal cuando se tienen niños pequeños. No contar con demasiados objetos repartidos por toda la casa hará que únicamente muevan de un lado a otro sus propios juguetes, por lo que evitarás una cantidad de trabajo considerable.

    Incúlcales el sentido del orden

    Enseñar a los niños pequeños a ser ordenados es algo primordial de cara a su correcto desarrollo. Comienza enseñándole a guardar sus juguetes y convierte la limpieza en una actividad divertida mostrándosela siempre como un juego. Esto hará que él mismo quiera participar en las tareas del hogar, lo que será beneficioso tanto para ti como para él.

    Viajes y vacaciones