6 de cada 10 mujeres dejan su carrera para ser madres

El rol sigue estando definido a la vieja usanza siendo ellas las que se ocupan principalmente del hogar y los hijos

por , il

    6 de cada 10 mujeres dejan su carrera para ser madres

    La falta de conciliación de la vida laboral y familiar y el reparto desigual de tareas obliga a 6 de cada 10 mujeres a dejar su carrera profesional para dedicarse a ser madres. La sociedad ha evolucionado enormemente en los últimos años, pero la herencia patriarcal sigue teniendo un peso importante que marca a las familias de hoy en día. En EllaHoy te contamos todo sobre mujeres que anteponen su familia a su trabajo.

    Mujeres que dejan su carrera para ser madres

    Primero estaban destinadas a quedarse al cuidado del hogar y de los niños, después pasaron a incorporase a mundo laboral con el supuesto reparto de las tareas del hogar; y ahora un estudio revela que muchas mujeres dejan sus trabajos para dedicarse a ser madres. Por gusto o por incompatibilidad de la vida laboral y familiar. El 58% de las mujeres frenan sus carreras profesionales cuando se convierten en madres dejando así que sus parejas puedan continuar al cien por cien con su trayectoria laboral. En cambio, el hecho contrario solo se produce en el 6,2% de los casos, son muy pocos los hombres que dejan de lado su trabajo para dedicar más tiempo al cuidado de los menores. El Club de Malas Madres presentó un estudio sociológico llamado “Somos Equipo” de la Asociación Yo No Renuncio, y que se basó en nada menos que en 24.000 entrevistas a familias españolas, un dato que bien puede extrapolarse al resto de países.

    Reducción de jornada, excedencias o dejar definitivamente el trabajo, sigue siendo cosa de ellas. Reparto en el hogar y en las tareas, sí, pero con más peso para las mujeres. Algo que la sociedad parece que ya da por sentado, ya que en muchas parejas que aún no tienen hijos, se suele dejar claro que será ella la que se coja la reducción de jornada en caso de ser necesaria, a pesar de ser un derecho que también pueden ejercer los padres con las mismas características que ellas.

    El hecho de cambiar el horario u escoger la modalidad de teletrabajo, se aplica en un 20,6% para ellas y tan solo el 14,5% para ellos. La mujer sigue siendo la principal responsable del hogar, aporte dinero en igual cantidad o más que su marido. “No es el factor económico el que justifica el reparto desigual de tareas, sino que esa desigualdad se debe a estructuras heredadas de una cultura patriarcal”, comenta la socióloga Maite Egoscozabal.

    Un cambio en la sociedad

    El estudio revela también que un 72% de las madres se encarga de estar al tanto de los temas del colegio o guardería, el 67% de las veces son las mujeres quienes se encargan de la salud de los pequeños y de llevarles al médico cuando tocan vacunas o revisiones, el 66% de las mujeres pone la lavadora y el 59% hace la lista de la compra.

    Según nos advierte la investigación, el futuro no es muy prometedor: estamos a años luz de los modelos como Suecia y de una sociedad mentalizada en un cambio de rol necesario para el bienestar de todos.

    Ya no solo se trata del dinero que aporte cada uno en el hogar como justificante para que uno de los dos tenga que ocuparse más de las tareas. Se necesita un cambio en la conciencia de hombres y mujeres. Dicen que hay muchas mujeres que no quieren tener hijos, o que cada vez lo retrasan más, que se sienten presionadas por una sociedad y por una relación de pareja que ya da por hecho que serán ellas las que asuman el rol determinante cuando nazcan los bebés. Si ellas han sido capaces de adentrarse en el mundo laboral, ¿por qué no van a ser ellos capaces de cuidar de sus hijos en mayor medida?

    También te puede interesar: Mujeres Nomo o no-madres: una nueva forma de afirmación femenina sin hijos y Ciencia: El embarazo se contagia