Navidad 2016

7 consejos para las madres que trabajan

7 consejos para las madres que trabajan

Conciliar la vida laboral y familiar no siempre es sencillo, y eso lo saben bien las madres que tienen que luchar con los horarios de trabajo poco flexibles y sacar tiempo para gestionar el hogar. ¿Cómo conciliar ambos papeles? Toma nota de estos 7 consejos para madres que trabajan.

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Consejos Bebés, Madre trabajadora
Última actualización:
    7 consejos para las madres que trabajan

    Conciliar la vida familiar y laboral no siempre es sencillo. Y esto lo saben muy bien las madres que trabajan y que, al mismo tiempo que luchan todos los días con horarios laborales poco flexibles, demuestran toda su capacidad para gestionar el hogar y la familia. Toma nota de estos 7 consejos para las madres que trabajan.

    La conciliación laboral y familiar sigue siendo una asignatura pendiente, especialmente en el caso de las mujeres. La actual situación económica y las dificultades del mercado laboral no han ayudado en absoluto, si bien las madres que trabajan saben desde antes lo difícil que es conciliar la vida familiar y la laboral. ¿Cómo combinar los dos papeles, madre y trabajadora, y además disponer de tiempo para nosotros mismas? Pese a las dificultades, para las mujeres no hay imposible. Toma nota de estos 7 consejos que, a buen seguro, te servirán de ayuda extra para que no se nos escape nada, ni en el hogar ni en el trabajo.

    1. Preparar una lista de tareas: Aunque, en principio, pueda parecernos innecesario redactar una lista de las tareas diarias que ya sabemos, lo cierto es que se ha demostrado científicamente que una lista de tareas ayuda a ser más eficiente y productivo. Prueba a redacar la lista el fin de semana para tener, de lunes a viernes, todo bajo control y agilizar las actividades. De esta manera sacaremos más tiempo para disfrutar de los momentos de relax con la familia.
    2. Papá también puede ayudar: Las tareas del hogar deben ser compartidas, por lo que no hay que tener miedo de hablar con la pareja y pedirle que nos eche una mano, dividiendo las tareas o ayudando en las más complicadas. Para sobrevivir a las tareas diarias es fundamental no sentirse solo, así que lo mejor es hacer equipo, empezando por papá. De igual manera, hay que enseñar a los niños a colaborar en casa.
    3. Buscar el lugar adecuado para dejar a los niños: ¿Con quién dejar a los niños? Es la pregunta que se hacen todos los padres, sobre todo cuando termina el curso escolar.

      Los abuelos son una de las principales opciones, pero cuando éstos viven lejos o o pueden hacerse cargo de los más pequeños, hay que buscar el entorno más adecuado, un lugar seguro y tranquilo mientras los padres trabajan. Pida consejo a los amigos y a las mamás de otros niños sobre cuál es el mejor lugar para que los niños pasen el día.

    4. La tecnología ayuda: El teléfono móvil se ha convertido en nuestro mejor aliado para el día a día, incluso nos ayudan a realizar las tareas cotidianas. Así, por ejemplo, basta con descargar una de las muchas aplicaciones disponibles para teléfonos inteligentes para hacer la lista de la compra, llevar la agenda de citas, encontrar las mejores zonas de parques infantiles y zonas verdes… Descubre las apps que toda madre necesita.
    5. Elegir los electrodomésticos más adecuados: Especialmente los pequeños electrodomésticos nos pueden hacer la vida mucho más fácil y ahorrarnos tiempo a la hora de realizar algunas de las tareas más cotidianas. Todos los meses se puede ahorrar un poco para invertir en aparatos como un microondas, lavavajillas, tostadora… Si ahorras tiempo en la cocina, no solo reducirás el estrés, sino que lo podrás dedicar a otras actividades con los más pequeños.
    6. Dedícate tiempo a ti misma: Entre el trabajo, los niños… para muchas mujeres no resulta fácil encontrar tiempo para dedicárselo a sí mismo. Esto puede tener una consecuencia: estrés. Olvidarse de las preocupaciones durante unas horas es fundamental. No renuncie a ir al cine, a tomarse un café con los amigos, acudir a la peluquería…
    7. Contar a los demás que también eres madre: No hay que ocultar la situación familiar en el entorno laboral, porque quizá el jefe la desconozca y ahí radica el motivo de que nos atribuyan demasiadas tareas que nos obliguen a prolongar el horario laboral. Hay que encontrar la manera correcta, cortés y profesional de hacerle saber que, además de trabajadora, también eres madre. Esto no significa que reclames ningún privilegio, y no debe servir de excusa para cumplir con las responsabilidades, pero sí hará que el resto de compañeros se muestren más dispuestos a prestar ayuda si la necesitas.

    También te puede interesar: Ayudas a la maternidad 2014: Una a una.

    867

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáConsejos BebésMadre trabajadora

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares